El Ayuntamiento de Hermisende y vecinos del municipio se han sumado a una colecta para recaudar fondos y ayudar al único panadero del municipio a reconstruir el tejado del horno, situado en Castromil, destruido en un incendio el pasado 19 de diciembre. Ni el Ayuntamiento ni los pueblos de esta zona de la Carballeda Alta quieren perder la panadería. En la Alta Sanabria no ha caído el gordo pero se reparte solidaridad con el joven panadero, Abdón Fernández Diéguez y su padre Abdón Fernández Montesinos.

El Ayuntamiento de Hermisende ha puesto a disposición de todos aquellos que quieran colaborar un número de cuenta en Caja Rural de Zamora

Ayuntamiento de Hermisende y vecinos ayudan a reconstruir la panadería

El incendio se declaró en la madrugada del domingo, hacia las tres de la mañana, no saben si provocado por la chimenea del horno o por un cortocircuito. El fuego dañó todo el tejado y la estructura de madera, la bóveda y la planta superior –antiguamente una vivienda- con paredes de “estuque” [cañizo]. En esta época, los domingos no amasan porque hay pocos vecinos en la zona. Tan solo en verano se cuece todos los días y se hacen empanadas por encargo. Ese sábado el joven Abdón terminó la faena y dejó un palo metido, porque al día siguiente no se encendía el horno.

Manos de todos

Su padre afirma que “tenía miedo que el fuego se extendiera a las casas de al lado y llegara a la iglesia. Gracias a los vecinos que lo apagaron casi todo”. Los bomberos del Consorcio Provincial de Rionegro están en la otra punta de la comarca y nadie acorta un trayecto de hora y media como poco para atender la emergencia. “Hicieron lo que pudieron” reconoce Abdón padre. La buena piedra del edificio ha resistido el fuego “la estructura está bien” señala. El tejado está provisionalmente cubierto con una lona para evitar la lluvia y las filtraciones a las paredes.

Pese a la virulencia del fuego se salvaron los enseres de la panadería y el propio horno de leña adquirido hace 45 años en Madrid cuando el abuelo de Abdón padre compró el inmueble a una vecina. Recuerda a su abuelo con el que estuvo hasta los seis o siete años.

La familia, abatida por el incendio, reconocía su sorpresa con el gesto de su alcalde, José Ignacio González, y sus vecinos “nos ha llamado mucha gente y todos los vecinos nos han ayudado” señala Abdón Fernández Montesinos, que ha llevado hasta hace poco el peso de la cuarta generación de la panadería Montesinos. A sus 49 años se ha jubilado y “cuando parecía que salíamos del buraco, un bache económico, nos viene esto” dice con pesadumbre y reconociendo que “dan ganas de dejarlo”. Pero detrás está la familia arropada por el pueblo y el Ayuntamiento.

La panadería está en manos de su hijo que con solo 21 años toma el relevo al frente de uno de los pocos hornos de leña que perviven y que hacía pan para los cinco pueblos del municipio y otros seis de municipio gallego de Mezquita, Castromil tiene dos barrios, uno zamorano y otro ourensano. “Quería que este oficio no se perdiera y mi hijo siguiera con esta tradición” reconoce el panadero veterano.

El oficio

Si consiguen dinero suficiente para rehacer el tejado podrán retomar el trabajo. El edificio de piedra de cantería ha resistid. Fue construido por canteros de Pontevedra, hace no menos de 200 años, y está situado en el centro del pueblo, en la parte más antigua. La parte baja, lo que ocupaba una cuadra, se reformó para hacer la panificadora.

El secreto del pan durante cinco generaciones es harina, sal, agua y fermento. Abdón Montesinos, legó el oficio a su hija Pilar y a su yerno José Fernández, que a su vez lo entregaron a su hijo Abdón y éste a su descendiente también Abdón que con 49 años y toda la vida de panadero, lo deja en manos de su hijo. Para salir de la situación sigue repartiendo el pan entre los vecinos de los pueblos pero ahora son otros panaderos de la zona los que le hace el pan.

Número de cuenta par donativos

El Ayuntamiento de Hermisende ha puesto a disposición de todos aquellos que quieran colaborar un número de cuenta en Caja Rural de Zamora (ES76 3085 0034 8126 1257 1113, a nombre de Abdón Fernández Diéguez) y ha facilitado el teléfono del Ayuntamiento para toda aquella persona que quiera preguntar y colaborar.

Bando de Hermisende.

Bando de Hermisende.