Julia Hernández ya puede salir de casa en silla de ruedas o muletas. Esta vecina de Roales con problemas de movilidad vivía atrapada en su vivienda, junto a la travesía de la N-630, debido al mal estado del asfalto en la acera a la puerta de su casa, una cuesta con irregularidades por las que no podía deslizarse la silla sin perder la estabilidad.

En menos de tres semanas desde que LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA diera a conocer este caso de problemas de accesibilidad Fomento ha solucionado el problema. Julia Hernández llevaba 20 meses reclamando al Ayuntamiento de Roales la adecuación de esa acera, pero en Fomento no habían recibido ninguna comunicación por parte del Consistorio.

La afectada agradece a Fomento la amabilidad y la celeridad con la que han intervenido en este tramo de acera y todo el apoyo que los vecinos de Roales le han demostrado a través de las redes sociales.