El Grupo Popular de Puebla ha remitido un escrito al equipo de Gobierno del Ayuntamiento para que se adopten urgentemente medias para solucionar el problema de accesibilidad en las aceras del Barrio Varela, ante lo que califican de “problema”. De forma paralela el Grupo en la oposición reclama mobiliario urbano para este barrio de la villa.

En la última reforma llevada a cabo en el Barrio Varela, recoge el escrito, en el año 2020 se modificaron bordillos y se añadió altura a las aceras, lo que ha supuesto un grave perjuicio para los vecinos y usuarios de esa vía. Los bordillos presentan ahora una altura de entre 17 y 18 centímetros en muchos puntos.

Esta modificación es contraria lo dispuesto en el Reglamento de Accesibilidad y Supresión de Barreras autonómica, donde se dispone expresamente que “cuando la separación entre el tránsito peatonal y rodado se realice mediante bordillos, éstos presentarán un desnivel con relación a la calzada que deberá estar comprendido entre 0,10 y 0,15 metros, salvo lo previsto en las zonas de vados”.

El mismo reglamento “dispone la necesidad de establecer vados para peatones a fin de garantizar la accesibilidad. En los itinerarios peatonales mixtos, si hay acera y ésta no permite el espacio de paso libre mínimo, deberá tener vados en la zona de acceso a todos los edificios o espacios de uso público y las instalaciones comunitarias de las viviendas”.

Para el Grupo Popular “no se está cumpliendo por tanto, con estos dos preceptos mencionados, puesto que en dicho Barrio, y concretamente en la zona que da para el Centro de Salud, no existen vados para peatones, y tampoco se cumple la altura máxima de los bordillos”.

Todo esto “ha generado graves problemas a los vecinos, ya que los servicios de emergencia no pueden acudir a recoger pacientes a los domicilios al no ser posible el acceso con una ambulancia. En fechas recientes a un vecino de la zona que regresaba en ambulancia desde el hospital a su domicilio, no fue posible acercarlo hasta su vivienda por las barreras arquitectónicas existentes”. Problemas que “surgen día a día, y de vital importancia para los viandantes, es el imposible acceso con un coche de bebé, un carrito de la compra o una silla de ruedas”.

Así, la oposición insta a que “a la mayor urgencia, se proceda al arreglo de las aceras existentes en el barrio Varela, dotando a las mismas de vados para peatones y de acceso a vehículos de emergencia, además de solucionar la altura de los bordillos de dichas aceras. Se debe realizar las modificaciones necesarias a la mayor urgencia para que los vecinos no vean alterado su modo de vida”.