Hermisende, Pías y Villanueva de la Sierra, contra la supresión de consultas

Plenos en la Alta Sanabria con moción a favor de la recogida de firmas y movilizaciones de los vecinos en defensa de la atención presencial

Recogida de firmas entre vecinos de Villanueva de la Sierra. | Araceli Saavedra

Recogida de firmas entre vecinos de Villanueva de la Sierra. | Araceli Saavedra / Araceli Saavedra

La corporación municipal de Pías aprobó ayer una moción para respaldar la campaña de recogida de firmas contra la supresión de consultas en los pueblos de Barjacoba, Pías y Villanueva de la Sierra. La totalidad de los concejales se suman a recoger apoyos en todos los pueblos. El Pleno de Hermisende se sumaba a esta misma iniciativa y en su sesión plenaria respaldaba el apoyo a la campaña de recogida de firmas. El alcalde de Hermisende José Ignacio González Nieto se pronunciaba en el pleno su apoyo y “tenemos que estar más unidos que nunca, tenemos que evitar esto”.

Los vecinos de Villanueva de la Sierra emprendían la recogida de firmas presencial pasadas las diez y media de la mañana, con la presencia del alcalde, José María Cortés Ramírez. El borrador de la reestructuración sanitaria incluye la supresión de consultas semanales en 11 pueblos de la Alta Sanabria, y el más afectado es el municipio de Pías donde no habrá consulta en ninguno de sus tres pueblos.

La moción aprobada en el Pleno recoge que esta zona es “la región de la provincia de Zamora más alejada de la capital y de los centros hospitalarios, tanto de Zamora como de Ourense”. Esta situación “se agrava más en invierno por la difícil orografía y climatología de la zona, y a todo esto tenemos que sumar que el transporte, tanto de trenes como autobuses para desplazarse a hospitales, sea Zamora u Ourense, es muy pero que muy deficitario y escaso, tanto en horarios como en frecuencia, lo que complica todavía más la situación”, motivo a añadir contra el cierre.

Pleno de Pías donde se aprobó la moción de la sanidad. | Araceli Saavedra

Pleno de Pías donde se aprobó la moción de la sanidad. | Araceli Saavedra / Araceli Saavedra

Personas muy mayores

“Hoy por nuestros mayores, mañana vamos nosotros porque la mayoría trabajamos en el campo o en los eólicos y los siguientes serán nuestros hijos” denunciaba una vecina, madre de dos hijos, en un pueblo donde hay hasta cuatro de manera casi continua. Ahondaba en su preocupación y denuncia por el recorte de servicios “ahora nos cierran el consultorio y luego será la escuela hasta que nos veamos camino de Zamora”.

La persona que se encargó de recoger las firmas exponía que la mayor parte de la población es de personas muy mayores y que no pueden conducir o no tienen un medio de transporte que pueda desplazarlos. Se verían afectados además las personas que son grandes dependientes que necesitan periódicamente la atención sanitaria e incluso todas las personas que veranean o tienen su segunda residencia en el pueblo, muchos ya jubilados.

Al cierre de consultorios hay que sumar la declaración de Centros de Salud agregados, que sería el caso del Centro de Salud de Lubián, del que dependen los cuatro municipios de la Alta Sanabria, que pasaría a depender del centro de Salud de Puebla. La distancia y las urgencias vuelven a ser condicionantes “si no tenemos médico de guardia y tenemos que esperar a una ambulancia que a saber desde dónde la mandan”.

Pleno de Hermisende tratando el tema sanitario. | Araceli Saavedra

Pleno de Hermisende tratando el tema sanitario. | Araceli Saavedra / Araceli Saavedra

Largos desplazamientos

Los vecinos de la Alta Sanabria han sufrido ya el hecho de tener que recorrer largas distancias durante el periodo de vacunación de COVID. El personal del Centro de Salud de Lubián efectuó la vacunación de todos los ciudadanos mayores de 70 años pero los menores de 69 años tuvieron que desplazarse por sus propios medios a Benavente y Zamora.

No tuvieron la oportunidad ni acercarse a los centros de vacunación de Verín u Ourense –hay un convenio de atención sanitaria con el SERGA de la Xunta de Galicia- los centros hospitalarios más cercanos. Las personas que han promovido esta acción vecinal también han trasladado la recogida de firmas a los términos vecinos en Ourense de Vilavella, O Pereiro y A Gudiña.

Esta nueva movilización vecinal viene a sumarse al respaldo a las manifestación en Lubián, convocada por COAG, en la que participaron los cuatro alcaldes de los municipios de Porto, Pías, Lubián y Hermisende. El malestar con los recortes sanitarios se va extendiendo por distintas comarcas de la provincia, como Tábara, la zona de Toro o Sayago.