El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos, Suárez-Quiñones, asegura que la Orden que protege completamente al lobo y prohibe su caza también al norte del Duero es "muy perjudicial para los intereses de Castilla y León y de los ganaderos". El miembro del Gobierno autonómico ha admitido que estamos" muy preocupados" y hoy mismo se ha convocado una reunión de urgencia con las cuatro comunidades loberas, además de Castilla y León, Galicia, Cantabria y Asturias.

"Esto supone una puñalada a los intereses generales de Castilla y León. Para salvar la cara a determinado ámbito ecologista se han vulnerado los intereses generales, estamos hablando de poner en peligro la ganadería extensiva, se favorece la despoblación desde un ministerio que es precisamente es para el reto demográfico. Cómo podemos decir que luchamos por el mundo rural y luego hacer el caldo gordo a determinados sectores ecologistas. Nosotros pedimos un equilibrio entre la ganadería y la conservación".

Suárez-Quiñones asegura que "bo hay razones de conservación, el lobo está en estado de conservación favorable". Y ha confirmado que en los próximos días la Junta adoptará medidas judiciales para impedir que la Orden del Miteco se lleve a efecto.

TODO SOBRE LA GESTIÓN DEL LOBO EN ZAMORA