Una familia de Moraleja del Vino denuncia la "situación insoportable" que sufre como consecuencia del tránsito de vehículos pesados a pocos metros de la puerta de su casa. Los afectados residen en la calle Cuarenta y Cinco de la localidad, por la que ha sido desviado el tráfico de camiones de hasta 45 toneladas que circulan a diario por la mencionada vía, incluso en horario nocturno. La proximidad de la vivienda familiar a la calzada, a menos de dos metros de la misma, impide a esta familia llevar una vida normal porque "tenemos a los camiones metidos en la puerta de casa", según sostiene el padre de familia, José Luis Pérez.

Una familia de Moraleja denuncia el ruido "insoportable" del tráfico pesado

Las dificultades para dormir y descansar son las principales consecuencias que padecen los afectados "porque pasan camiones a partir de las dos de la madrugada y cada vez que pasan causan un estruendo enorme", asegura Pérez.

Un camión pasa junto a la casa afectada en Moraleja A. P.

Una situación que han puesto en reiteradas ocasiones en conocimiento del Ayuntamiento de Moraleja, al que también han remitido un escrito que también han enviado al Servicio Territorial de Fomento de la Junta de Castilla y León. A ambas instituciones, esta familia reclama "la realización de comprobaciones necesarias y que se adopten medidas de corrección, seguridad o control que acaben con las constantes molestias, además del potencial peligro que supone el constante paso de tráfico pesado", que antes circulaba por la ZA-610 que atravesaba el pueblo pero que ha sido desviado por la calle Cuarenta y Cinco hace varios años.