La Plataforma “Los comunales del pueblo son” de Manzanal de Arriba denuncia que a pesar de sus advertencias, verbales y escritas, el ayuntamiento “sigue con su idea de ampliar la cantera de piedra ornamental” que existe en el municipio, hasta una extensión total de 38.496 metros cuadrados, en un valle de una importante situación estratégica desde el punto de vista medioambiental, al ser el único valle que dando al río Tera se conserva casi íntegro en la comarca de La Carballeda.

Tras la apertura de ofertas, los terrenos pueden pasar de manos municipales a quien ofrezca al menos 500 euros por hectárea y año, un precio que la plataforma tilda de “ridículo”, ya que consideran “incalculable” el valor de “lo que se echa a perder”, no solo el paisaje, también los recursos naturales entre los que se encuentra un bosque con un centenar de robles.

La Plataforma advierte de la “posible ilegalidad” de todo este proceso de adjudicación a precio, por varios motivos: “el primero y fundamental es que no se trata de terrenos sin explotar sino que parte de ellos (la parcela 15) se siguen explotando de forma continuada desde el año 2000. Si se demuestra alguna relación entre la empresa que explota la cantera en la actualidad y la nueva adjudicataria se podría dar a entender que ha habido un falso concurso con la idea de poner al día la explotación”.

Asimismo, la plataforma recuerda que la cantera ha sido denunciada en varias ocasiones por los escombros vertidos y por la ocupación de un camino público. “Existe documentación suficiente para demostrar que ha estado obrando sin control alguno por parte del Ayuntamiento durante 20 años, merced a un acuerdo firmado por la Corporación que regía en el Ayuntamiento en el año 200, que decía que no se formula objeción alguna para la extracción de 1.000 metros cúbicos, volumen que se ha superado en al menos 15 veces”. Por eso consideran inadmisible tratar de culpar de la situación actual al alcalde del año 2000, Antonio Fernández Martínez, fallecido en 2004, “tal y como ha hecho el alcalde actual con la colocación de un anuncio en el tablón”.