Ecologistas en Acción mueve ficha en el bando opuesto a la instalación de las placas solares en Manzanal de Arriba. La entidad considera que el proyecto es incongruente con los valores de las Reservas de la Biosfera y ha emitido un comunicado pidiendo a los gestores de la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica que adopten la misma posición. La organización incluye en el texto una línea de argumentos que justifican la negativa al proyecto.

La organización cree que “la ubicación de las placas solares es inadecuada e incongruente con la conservación de los ecosistemas y con el desarrollo local basado en la biodiversidad”. Esta ubicación no solo supone un problema en este sentido, sino que afecta a un fin turístico, social y comercial como es la explotación de la imagen del lobo. “El espacio está íntegramente planteado en la Reserva Regional de Caza “Sierra de la Culebra”, uno de los puntos más importantes del territorio y un refugio de relevancia europea para el lobo ibérico donde están aflorando oportunidades asociadas a la especie y a su observación”, reza el comunicado.

El lobo no sería la única especie perjudicada por la construcción. Según Ecologistas en Acción, animales como el águila real, el águila culebrera, la víbora hocicuda o la marta verían dañado su hábitat. Asimismo, las amplias dimensiones del proyecto (135 hectáreas) destruirían las zonas de refugio y de alimentación de especies como el ciervo, el corzo o el jabalí. Los vallados del proyecto solar impedirían la plena movilidad de otros animales como el zorro o el tejón, además de los anteriormente nombrados.

El paisaje también quedaría gravemente deteriorado por la ejecución del plan. Ecologistas en Acción considera que estos terrenos llevan años sufriendo daños irreversibles por las explotaciones mineras de pizarra, y que la construcción de esta instalación solo contribuiría a aumentar el impacto sobre el paisaje. El daño del paisaje contribuiría por tanto a un aumento del impacto visual, ya que el proyecto sería visible desde zonas bastante alejadas al punto en concreto y afectaría gravemente al atractivo turístico.