Julen Carreño Aguado, natural de Alicante, se ha proclamado como ganador del XX Premio Internacional de Poesía “León Felipe” de Tábara con la obra “Cansancio de Materia”. El fallo ha tenido lugar en el auditorio municipal tabarés “Leticia Rosino” en lo que ha sido el único acto oficial organizado este año por el Ayuntamiento que preside el alcalde Antonio Juárez Núñez con motivo de las fiestas patronales en honor a Nuestra Señora la Virgen de la Asunción.

El jurado estuvo compuesto por los poetas ganadores de convocatorias precedentes: Enrique Villasagra, Santiago Sastre, Boris Rozas y José Luis Morales, así como por la profesora y poeta María Antonia Ricas Peces, Joan Gomper (gerente del Centro de Estudios Literarios de Castilla y León) y por el profesor y poeta zamorano Jesús Losada, estos dos últimos como codirectores del certamen. La presidencia la ostentó el alcalde. 

La pandemia del Covid-19 no ha logrado poner freno al prestigioso certamen poético. La vigésima edición recibió un total de 392 poemarios de entre 500 y 600 versos de extensión, inéditos y en castellano, recibidos desde diferentes partes del mundo, refirmándose como uno de los certámenes poéticos más importantes y con más prestigio de todo el mundo.

El ganador verá publicada su obra en la colección “Generación del Vértice” del Centro de Estudios Literarios de Castilla y León y recibirá 100 ejemplares del libro como compensación por sus derechos de autor, a cuya presentación deberá acudir a la villa de Tábara en el mes de agosto de 2022. Ese es uno de los compromisos establecidos por la organización del certamen.

Acto de entrega del premio de la edición de 2020 Chany Sebastián

Julen Carreño Aguado, nacido en al año 1984 es licenciado en Derecho y Humanidades y doctor en Derecho por la Universidad de Navarra y ha ejercido como abogado en Madrid, pero actualmente se dedica a la educación. Tras un año viviendo en el extranjero, Oklahoma (Estados Unidos), actualmente reside en Sevilla donde trabaja como profesor.

Entre sus producciones literarias destacan los poemarios galardonados en diferentes certámenes españoles: “La inquietud de las estatuas” (Premio de Poesía José Antonio Carvajal, Hiperión 2007) y “Los prohombres relativos” (Premio Ángel Urrutia del Gobierno de Navarra en 2008). En 2019 ganó el “Avant” Ciudad de Ceuta con “De luz y sombras” y en 2020 el “Marc Gramel” con Vigilias.

Sobre la obra ganadora “Cansancio de Materia” el jurado señala que “se trata de un poemario que no tiene una lectura fácil ni de rápida digestión. Pero además de arduo es un poemario trabajado, profundo e intenso. Unos poemas cuidados, cultos y afinados donde nada sobra, donde cada metáfora ocupa su justo lugar. El autor va desarrollando una poseía en continua dialéctica sobre el paso del tiempo, sobre la fatiga de los materiales que nos conforman y constituyen, –cansancio de materia, que así se denomina en física–, y, a fin de cuentas, sobre lo que somos, sobre las preguntas esenciales que nos nombran. Un libro, en resumen, merecedor de nuestra atención para leerlo con tranquilidad, para admirarnos de la maestría del autor y para hacer nuestros los poemas”.

El alcalde de Tábara, Antonio Juárez, destaca la importancia de este premio, asegurando que “la poesía y la cultura en general contribuyen al desarrollo rural, a la lucha contra despoblación y contra la pérdida de valores tradicionales”.

El acto cultural en la villa de Tábara finalizó con un concierto de música de autor y poesía a cargo de Marisa Cortés (voz, piano y percusión), Lila Horotoviz (contrabajo), Pablo Jiménez (coros, vientos y percusión) y Sergio Fulqueris (guitarra).

José Luis Morales Robledo

Entrega a José Luis Morales Robledo

Los ganadores del premio desde sus inicios han sido: Isabel Bono (Los días felices), María Ángeles Maeso (Vamos, vemos), Enrique Villasagra (Límite infinito), Javier Asiain (Votos perpetuos), Alicia González (Satisfacciones de esclavo), Jesús María Gormán (El caníbal), Jesús Aguilar Marina (Andenes), Zacarías Custodio (El candil de la memoria), Emilia Oliva (Quien habita el fondo), Enrique Gismeno (El cuerpo de las sombras), Agustín Roca (El escenario), María Alonso de la Iglesia (Amarillo disco duro), Carlos Hernández Millán (Puentes levadizos), Santiago Sastre (Poeta en jamón york), Ignacio Ruiz Pérez (La redondez de lo posible), Boris Rozas (Annie Hall ya no vive aquí), Angela Álvarez Sáez (La casa salvaje), Manuel Alonso (Tetris con ladrillos invisibles), José Luis Morales Robledo (Los otros) y este año Julen Carreño Aguado (Cansancio de Materia).

Tras el fallo del certamen de este año tenía lugar la presentación de “Los Otros” como obra ganadora del XIX Premio Internacional de Poesía “León Felipe” de 2020 con la presencia de su autor José Luis Morales Robledo, un poeta de origen manchego, nacido en Ciudad Real en 1955, pero ahora afincado en Madrid. Licenciado en Filosofía y Letras atesora premios de poseía como los de “Rafael Morales”. “José Hierro”, “Miguel Hernández” y “Antonio Machado”.

El Premio Internacional de poseía “León Felipe” lo convoca el Ayuntamiento de Tábara y el Centro de Estudios Literarios de Castilla y León en colaboración con la Fundación Caja Rural de Zamora. 

Su objetivo, cumplido con creces, ya han participado en el mas de 10.000 poemarios, es rendir culto y tributo a León Felipe) nacido en la villa tabaresa el 11 de abril de 1884 y fallecido en el exilio en México el 18 de septiembre de 1968, el cual tiene dedicado un monumento en la Plaza Mayor. Su denominación León Felipe la utilizó por primera vez en el año 1919 en Almonacid de Zorita (Guadalajara).

Joan Gonper se muestra satisfecho: “Parece que fue ayer y ya hemos cumplido veinte años y todo ello gracias al esfuerzo y el trabajo de los organizadores y poetas con el importantísimo apoyo siempre del Ayuntamiento de Tábara y de los tabareses”.