Las localidades de Morales del Vino y Moraleja del Vino siguen con problemas de cobertura que afectan a usuarios de Movistar y Orange, principalmente, y que persisten ya durante diez días y un mes aunque de manera discontinua, respectivamente.

El problema llega en el periodo estival, cuando las dos localidades aumentan su número de residentes e imposibilita la comunicación y el teletrabajo. Los vecinos de Morales cuentan “que tienen que moverse por las habitaciones dentro de la casa para conseguir algo de cobertura” y que “las llamadas llegan con el mensaje de aviso, horas después, además cuando se consiguen realizar es con el mínimo de cobertura y en plena llamada se corta”.

Esta cuestión también afecta a Internet. Los datos, cuentan los habitantes de Morales, que apenas llegan y no dan posibilidad de acceder a páginas web, siendo Whatsapp y otros servicios de mensajería son las únicas aplicaciones de las que se puede hacer uso con el deficiente servicio de datos que vienen experimentando últimamente en estos municipios.

Los problemas con la línea Orange en Moraleja del Vino, se han ido solucionando después de que los vecinos pusieran al Ayuntamiento al tanto de las quejas, aunque siguen experimentando fallos de manera intermitente.

Las dos localidades tienen un gran número de pequeñas empresas perjudicadas, sobre todo negocios hosteleros , que después de un año con medidas de seguridad y restricciones por el Covid, ahora se une el problema de cobertura imposibilitando así la realización de reservas.