El Santuario Mariano Diocesano de Peregrinación de Nuestra Señora la Virgen de la Salud (patrona de la comarca de Aliste y una de las “Siete Hermanas de España y Portugal”) vivió el pasado fin de semana una situación insólita propiciada por los efectos directos y colaterales de la crisis sanitaria global de la pandemia del COVID-19 que no se producían desde el siglo XVI. Solo dos veces, que se sepa, un alistano ha dado la confirmación a sus propios paisanos.

Tienen que para ellos darse o producirse tres factores, en conjunto o por separado, como ahora ha sucedido: imposibilidad del prelado de la Diócesis de Zamora para acudir a Aliste (el 2 de julio Fernando Valera Sánchez dio positivo por coronavirus cuando tenía previsto ir a la romería de Alcañices), que haya un obispo alistano o en su caso un vicario.

Aliste tuvo como su prelado más histórico a Diego Enríquez de Almansa, nacido en 1502 en Alcañices y fallecido en 1565: hijo de los primeros marqueses de Alcañices Francisco Enríquez de Almansa e Isabel de Ulloa y Castilla. Fue obispo de Coria y una de las últimas veces que acudió como tal a Alcañices fue poco antes de morir y cuando su hermano el también alistano Martín Enríquez de Almansa ya había decidido partir hacia América donde fue IV virrey de Nueva España (1568-1580) VI Virrey del Perú (1581). Pertenecía entonces la Vicaria de Aliste a Compostela y fue él el que impartió la “confirmación” y “bendición” a los alistanos que se iban a las américas con su Señor: algunos adolescentes.

El templo originario de la Orden Tercera de San Francisco acogió el domingo la confirmación de 21 personas de las cuales once eran de Alcañices, cuatro llegados de Toro y seis de Sarracín. En el caso de Sarracín, el éxodo obligado vino dado por carecer en la actualidad su parroquia de templo abierto al culto, ya que la iglesia de San Miguel Arcángel fue cerrada justo antes de la Semana Santa de 2019 ante la amenaza de ruina, corría peligro de venirse abajo, y en estos momentos está en obras.

El religioso Pedro Faúndez Mayo, nuevo provicario general y vicario judicial y moderador de la Curia: alistano de pura sangre, ordenado sacerdote el 17 de julio de 2007, fue el encargado de la unción (purificación, curación, agilidad espiritual y abundancia) con el Santo Crisma (Cruz en la frente con el aceite bendecido por el obispo el Jueves Santo en la misa crismal) y la imposición de manos. Aunque nació en Zamora (hoy los nacimientos tienen lugar en el hospital y no en los pueblos) es natural de Alcorcillo, de donde es su padre. Una familia muy arraigada en Aliste donde su hermano Rafael ejerce de médico en Alcañices, su otro hermano, Paco, es guardia civil y su hermana es religiosa. Pedro es licenciado en Estudios Eclesiásticos y Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca con Estudios de posgrado por la Universidad Pontificia de Comillas en Santander.

En el acto estuvo acompañado por el arcipreste Fernando Lorenzo Martín y por el cura madrileño Pedro García González. Cualquier niño sueña con ser confirmado por el obispo, pero ante la imposibilidad de acudir Fernando Varela Sánchez, –al que se sepa en Aliste tras la imposibilidad de sus visitas del 2 y 16 de julio–, todos felices y contentos con su paisano Pedro Faúndez Mayo.

Todos de gala aunque por desgracia para la estampa de familia de recuerdo todos con mascarilla pues la salud es lo primero y como no podía ser de otra manera se cumplieron todas las normas sanitarias. Nuevas generaciones de alistanos y alistanas celebraron su confirmación plantando cara al Covid-19 agradeciendo la labor de los sanitarios y pidiendo protección a la Virgen de la Salud.

Jóvenes confirmados en Alcañices. Ch. S.

Agustín Crespo oficia su primera misa como cura del Arciprestazgo

El Santuario Mariano Diocesano de peregrinación de Nuestra Señora la Virgen de la Salud fue el pasado sábado el escenario de otro acontecimiento: la misa de acción de gracias por la ordenación presbiteral de Agustín Crespo Casado el pasado 10 de julio. Nacido el día 12 de marzo de 1992, aunque originario de Villalube, es también alistano de adopción (es una persona muy querida) pues ya como seminarista llegó a Valer para ayudar a Fernando Lorenzo Martín en la Semana Santa (incluido el Santo Entierro de Bercianos) y los dos últimos años le ha ayudado ya como diácono en la Unidades de Acción Pastoral de Alcañices, Nuez, Sarracín y Valer de Aliste con 28 parroquias.

En su primera misa en Aliste ya como cura estuvo acompañado por Fernando Lorenzo (arcipreste), Ángel Carretero Martín (hoy cura de Carbajales y antaño de Alcañices) y Pedro García González, así como por su familiares y parroquianos.

Ch. S.

Por otra parte, la iglesia parroquial de la Virgen de la Asunción abría ayer al público la muestra “Corazón de Padre” (sobre la figura de San José) la cual permanecerá abierto hasta el próximo día 30 de julio. Durante los sábados, domingos y festivos de julio y agosto de 11 a 14 horas y de 17 a 19 estarán abiertas las dos iglesias de la Virgen de la Salud y de la Virgen de la Asunción.