Una nueva asociación cultural en ciernes en Roales del Pan denuncia la falta de apoyo por parte del Ayuntamiento, que preside David García, que no ha contestado a ninguno de sus “múltiples” escritos solicitando una reunión con la Corporación Municipal, “solo el más absoluto silencio e indiferencia”.

Asimismo, el ayuntamiento no ha concedido a los miembros de la nueva asociación el uso del salón municipal para poder llevar a cabo su primera reunión, guardando las distancias de seguridad. Según denuncian los fundadores de la asociación, el alcalde les habría informado a través de un empleado municipal “que por protocolo Covid no se permiten reuniones”. Sin embargo, ellos insisten en que en ese momento en la provincia de Zamora el protocolo Covid de la Junta de Castilla y León permitía actividades que “se ajustan más que de sobra a la reunión que pretendíamos llevar a cabo”.

Además, añaden que los miembros de la Corporación Municipal sí llevaron a cabo una reunión en ese mismo salón “con otros políticos” y “con bastantes más personas que los hasta siete de máximo que solicitaban la reunión”, por eso se preguntan “si el protocolo Covid no es igual para todos”.

Por eso, los vecinos de la nueva asociación presentaron nuevas peticiones de uso del salón municipal que no han sido contestadas desde el ayuntamiento, al igual que las peticiones registradas de nuevo para reunirse con el alcalde, que no les ha recibido aún.

A pesar de ello, este grupo de vecinos asegura que “hemos decidido que la asociación ha de seguir adelante, y buscaremos ayuda donde sea necesario. No estamos dispuestos a esperar eternamente”.

Los estatutos de la nueva asociación están listos, y el acta fundacional se oficializará en breves días. También han puesto en marcha temas como el de los seguros y la gestoría, se está creando una página web, están pendientes de unos retoques del logotipo que está realizando un vecino de forma altruista y hasta tienen comprados ya los libros.

Ahora, están pendientes de conseguir un local para reunirse, y señalan que hay varios locales de titularidad pública sin uso en el pueblo, recordando que la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del Derecho de asociación, dictamina que los poderes públicos deben fomentar la constitución y desarrollo de las asociaciones que realicen actividades de interés general, respetando siempre su libertad y autonomía, y que las Administraciones deben ofrecer la colaboración necesaria a las personas que pretendan emprender cualquier proyecto asociativo.

En este sentido, recuerdan que otra asociaciones de Roales del Pan tampoco cuentan con un espacio en condiciones, y creen que todas podrían compartir una sede y aunar esfuerzos para lograr más objetivos para la sociedad de Roales, “cada una en su ámbito, pero ayudándose entre todas”.

Por otro lado, insisten en que seguirán reclamando el uso del salón municipal para distintas actividades porque “es un espacio al que todos los vecinos tienen derecho” y también porque “precisamente el año pasado se realizaron obras para adaptarlo al protocolo Covid, según explicó el señor alcalde en un Pleno”.

Para terminar, los vecinos que están decididos a fundar la nueva asociación cultural recalcan que están “dispuestos al diálogo” y que “sería de desear la colaboración de todos para mejorar Roales del Pan y la calidad de vida de sus vecinos, así como de las muchas personas que lo visitan los fines de semana y sobre todo en vacaciones”, quieren que el pueblo sea “un lugar mejor al que la gente quiera venir”. Piden que no se pongan trabas a “un proyecto que pretende unir personas, fomentar la convivencia, ayudar en lo posible a quien lo necesite y llevar un poco de alegría y entretenimiento a todos”.