La Mancomunidad Intermunicipal del Raso de Villalpando, que agrupa a 13 ayuntamientos con la finalidad de gestionar el monte público del Raso, ha reservado cerca de 7.000 euros para llevar a cabo obras en el llamado camino de San Pedro, una vía sin asfaltar que rodea este gran pinar y comunica Villalpando, en Zamora, con la localidad de San Pedro de Latarce, en la provincia vecina de Valladolid.

La obra se financiará con fondos propios de la mancomunidad. De esta forma, los recursos del monte Raso revertirán en la promoción turística y cultural de la comarca, ya que la vía que se arreglará forma parte del Camino de Santiago, concretamente del Camino del Sureste en su etapa de San Pedro de Latarce a Villalpando. Ambos pueblos cuentan con albergues para peregrinos y esperan recuperar la actividad próximamente, tras haber permanecido cerrados desde 2020 con motivo de la pandemia de coronavirus.

El Camino del Sureste atraviesa la península ibérica de punta a punta, pues parte de Alicante, en la costa mediterránea para atravesar las provincia de Albacete, Cuenca, Toledo, Ávila, Valladolid y Zamora hasta Benavente, donde entronca con la ruta jacobea de la Vía de la Plata. Desde Alicante a Santiago de Compostela se caminan cerca de mil kilómetros (780 hasta Benaente). También se puede iniciar en Cartagena o Murcia, por una ruta que se une a la que parte de Alicante en Pétrola, Albacete.

Las obras se ejecutarán por parte de una empresa externa y, según ha explicado a este diario el presidente de la mancomunidad del Raso, Miguel Barrero Toral, se ha creado una mesa de contratación a la que se invitará a varias empresas para estudiar cuál es la mejor oferta. El procedimiento más habitual para la adjudicación de contratos menores.

Además, la agrupación de municipios ha planeado otras obras en el monte, como por ejemplo el retejado completo del refugio para cazadores que se halla en el centro del bosque. Esta actuación costará menos de 5.000 euros y en esta ocasión se ha contado con una ayuda del Fondo de Mejoras en los Montes de Utilidad Pública de la Junta de Castilla y León.

Por otro lado, la mancomunidad acaba de sustituir, con cargo a fondos propios, una tubería dañada de la captación de agua que alimenta las charcas y abrevaderos habilitados para la fauna silvestre. En 2020 se metieron 800 metros de tubería desde el pozo de sondeo hasta un balsa acondicionada por Medio Ambiente como punto de carga para los helicópteros de extinción de incendios, y para garantizar el agua a los animales en tiempos de sequía. Pero el suministro no fluía adecuadamente hasta que se descubrió una por la que se perdía gran parte del caudal, y ya ha sido subsanada por parte de la agrupación intermunicipal.

Por último, la Junta de Castilla y León ha adjudicado en 70.000 euros el aprovechamiento maderero de un sector del Monte Raso de Villalpando.

El Monte Raso de Villalpando se extiende por 1.654 hectáreas de terreno, de las cuales 1.564 son de superficie arbolada, según el catálogo de Montes de Utilidad Pública de la provincia de Zamora, y está poblado por ejemplares de pino piñonero (Pinus pinea), pino rodeno (Pinus pinaster), pino salgareño (Pinus nigra), pino silvestre (Pinus sylvestris) y unos pocos ejemplares de otras especies arbóreas como la encina. Los municipios que conforman la mancomunidad que gestiona los aprovechamientos del monte son Cañizo, Cerecinos de Campos, Cotanes del Monte, Prado, Quintanilla del Monte, Quintanilla del Olmo, San Martín de Valderaduey, Tapioles, Villalpando, Villamayor de Campos, Villanueva del Campo, Villar de Fallaves y Villárdiga.