La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta asume oficialmente, con una inversión económica de 96.000 euros, los costes totales de la redacción del proyecto técnico del conocido como “camino del lobo” que, atravesando las cumbres de la “Sierra de la Culebra” comunica entre sí a los pueblos y municipios de Villarino Manzanas (Figueruela de Arriba) en Aliste y Linarejos (Manzanal de Arriba) y Robledo (Puebla) en La Carballeda y Sanabria.

Se trata de una vía de comunicación vital para la conexión entre alistanos, carballeses y sanabreses residentes, pero también esencial para el turismo rural de interior y verde pues a través de él se puede acceder al Centro del Lobo en Robledo de Sanabria. Este año se cumplirán treinta años desde su construcción allá por 1991.

La ayuda se concede a la Diputación Provincial que será la encargada ahora de sacar a licitación pública la redacción del proyecto donde el ingeniero desarrollará las obras necesarias para recuperar la vía de comunicación, que se encuentra en muy mal estado de conservación (prácticamente intransitable), sus costes reales y los plazos de ejecución.

La coordinación de la iniciativa viaria corre a cargo del vicepresidente primero de la Diputación, José María Barrios, y del diputado por Aliste y vicepresidente tercero Javier Faúndez que fueron en el transcurso de la pasada legislatura los encargados de proponer y conseguir que el entonces Gobierno de España (presidido por Mariano Rajoy) accediera a financiar la ejecución material a partes iguales. La idea es que ahora el Gobierno de Pedro Sánchez mantenga el compromiso y repartir los costes al 33,3% entre la Diputación, la Junta y el Estado.

El objetivo final es que el “camino del lobo” recupere su esplendor, con todas las garantías para el tráfico y la seguridad vial, para lo cual será necesario entre otras cosas dotarlo de una buena y nueva capa de rodadura de mezcla bituminosa en caliente (aglomerado) en todo su recorrido por la serranía de alrededor de 23 kilómetros.

La remodelación y mejora del “camino del lobo” cuenta con el apoyo de los tres ayuntamientos implicados por el camino rural asfaltado del antiguo Plan de Ordenación de Explotaciones “Sayago-Aliste” construido en los años noventa por la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Agricultura, con fondos procedentes de la Unión Europea, y cuyo mantenimiento fue luego transferido a los consistorios.

Así quedó de manifiesto en la reunión celebrada el pasado día 21 de abril a la que asistieron entre otros José María Barrios, Javier Faúndez Domínguez y la delegada de la Junta Clara San Damián, junto a los alcaldes Carlos Pérez Domínguez, Nazario Castedo Bodillo y José Fernández Blanco.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Ferreruela de Tábara (Escober y Sesnández) afrontará a corto plazo la mejora de los dos caminos rurales asfaltados que cruzan por el municipio y prestan servicio a sus vecinos. Así lo ha aprobado en pleno extraordinario la Corporación Municipal que preside el alcalde socialista Ángel Román Rodríguez. Los proyectos técnicos han sido redactados por el ingeniero de caminos, canales y puertos Fernando del Castillo Santos.

Alcaldes, representantes de la Diputación y de la Junta en una reunión sobre el arreglo del “camino del lobo”. | Ch.S.

El camino municipal rural cuyo trazado discurre en su totalidad por el término del ayuntamiento de Ferreruela es el que va desde la localidad de Escober a la de Sesnández. En este caso la inversión económica, presupuesto base de licitación para su ejecución mediante contrata, ascenderá a un total de 297.381,42 euros.

Por carretera las dos alternativas con mucho mayor recorridos son la primera salir de Sesnández a por la de la Diputación de Zamora hacia Ferreruela para en el valle coger la ZA-902 de la Junta (Fonfría a Tábara) y continuar por San Martín hasta Escober. La otra opción es salir de Ferreruela a la carretera de Sarracín a Tábara y una vez llegados a la villa retroceder por la ZA-902 a Escober. Escober cuenta actualmente con 95 habitantes empadronados (56 varones y 38 mujeres), ha perdido 51 residentes en veinte años, y Sesnández 145 (68 mujeres y 77 hombres): 71 vecinos menos que con los que cerro el siglo XX.

El segundo de los proyectos afecta al camino municipal rural que cruza por dos municipios: va desde Ferreruela de Tábara y cruza la Sierra de Cantadores hasta Vegalatrave de Alba (enlazando en el casco urbano con la travesía de la carretera ZA-P-1405 de Zamora a Mahide. Indirectamente afecta a dos municipios más pues se cruza con el camino rural asfaltado que a través de la serranía comunica a Puercas de Aliste (municipio de Gallegos del Río) con Losacio de Alba. En este caso el presupuesto base de licitación ascenderá a 180.686,88 euros.

Ambos caminos, nacidos al amparo del Plan de Explotaciones “Aliste-Sayago” promovido en años noventa del pasado siglo por el Ministerio de Agricultura y la Junta, llevan más de dos décadas cumpliendo su objetivo de acortar distancias entre pueblos. En este caso los beneficiarios directos con el arreglo serán quienes viven habitualmente en alguno de los cuatro pueblos 238 en Ferreruela, 95 en Losacio y 84 en Vegalatrave de Alba y 56 en Puercas de Aliste.

478.000 euros para caminos rurales de Sesnández a Vegalatrave

Los proyectos técnicos estarán en exposición pública durante veinte días para que puedan ser examinados por los interesados y si así lo desean presentar alegaciones. De no presentarse quedarán aprobados con carácter definitivo sin necesidad de que tome un nuevo acuerdo la Corporación Municipal, Desde la llegada al municipio de los parques eólicos el municipio de Ferreruela de Tábara ha pasado a ser uno de los más pudientes de la comarca natural de Aliste, Tábara y Alba y en este año 2021 el presupuesto municipal asciende a 645.550 euros. Solamente de tasas se ingresan 262.835 euros y más 185.000 de impuestos directos. Vecinos y usuarios del camino rural que comunica las localidades de Cabañas de Aliste (municipio de Riofrío), Palazuelo de las Cuevas (San Vicente de la Cabeza) y Villarino de Cebal (San Vitero) piden a la empresa “Mixtura de Galicia” que dé inicio a las obras de mejora del camino rural asfaltado que las une entre si desde las faldas de la Sierra de la Culebra a “Campo de Aliste” por la “Ribera Alistana”.

Los afectados directos agradecen “el esfuerzo que hace la Diputación Provincial de Zamora para mejorar esta comunicación viaria tan importante para todos nosotros en nuestro día a día”, un agradecimiento que extiende directamente a las Corporaciones Municipales presididas por los alcaldes Fernando Rodríguez González (San Vicente de la Cabeza), Germán Matellán Fernández) y Vanesa Mezquita ( San Vitero), no obstante no ocultan estar “muy preocupados y tenemos motivos para ser desconfiados pues da la impresión que este es un camino maldito por la experiencia ya vivida años atrás”. El 17 de mayo de 2019 se replantearon las obras por primera vez e incluso llegaron a iniciarse, pero la empresa adjudicataria no las ejecuto y la Diputación de Zamora le rescindió el contrato. Ello llevó a tener que reanudar todo el camino y ahora ya están adjudicadas a la empresa Mistura de Galicia con un presupuesto de 518.013 euros. Los vecinos defienden que cuanto antes se hagan mejor para todos no sea que nos vuelva a pasar otra vez la misma. Las obras afectaran a un recorrido total de 9,6 kilómetros y un ancho de 5 metros.