Los visitantes y turistas que cada día se acercan al popular parque del Retiro de Madrid pueden disfrutar de un concierto improvisado de música tradicional sanabresa. El gaitero Florentino Juanino, de 71 años y natural de Murias, ha convertido este famoso enclave turístico en el mejor escenario para dar a conocer el folclore zamorano. 

“La música la llevas dentro y no olvidas ni tus raíces ni las tradiciones que has vivido desde pequeño”, confiesa el gaitero que, aunque lleva viviendo en la capital madrileña más de 50 años, siempre presume y lleva sus raíces sanabresas por bandera. Una vez jubilado, ha convertido su afición por la música tradicional en una pasión que comparte con otro zamorano de 87 años también afincado en Madrid, pero natural de Villanueva de Valrojo.

VÍDEO | El gaitero sanabrés que triunfa en El Retiro de Madrid Víctor López

“La gaita tiene algo que engancha, en cuanto la gente la oye da igual que sean asturianos, gallegos, zamoranos o incluso escoceses, que todo el mundo se acerca”, subraya este sanabrés que mantiene su lugar de residencia en Madrid, aunque pasa largas temporadas en su tierra natal. Por ello considera que la música, en este caso la de su gaita sanabresa, sirve “para unir culturas”, más aún en un punto de encuentro tan concurrido como el parque madrileño, que recibe a diario a miles de visitantes de varias nacionalidades.

Sobre su elección de El Retiro como lugar para entonar su gaita, Juanino asegura que “tampoco tengo otras opciones, en un piso no puedes tocar porque molestas a los vecinos y tampoco nos ponen otros espacios para poder ensayar”. Esta falta de alternativas le lleva a alternar este emblemático parque con otros enclaves al aire libre, como la Casa de Campo. Unas actuaciones por las que en ocasiones recibe donativos “aunque no es mi objetivo, yo toco porque me gusta, no para sacar dinero”.

VIDEO | El gaitero de Sanabria que triunfa en El Retiro de Madrid Víctor López

Este sanabrés decidió abandonar su tierra natal para buscarse la vida en una gran ciudad como Madrid al igual que hicieron muchos emigrantes zamoranos en la década de los años 50. “Llegué a Madrid con 17 años y me ha tocado trabajar de todo, tanto en hostelería como de taxista y posteriormente como conductor”, según rememora Juanino, quien define este radical cambio de vida como “muy duro”. Según relata, “yo venía de andar con las ovejas y las vacas y al principio lo pasas muy mal”. 

Unas dificultades que la música siempre le ha ayudado a sobrellevar. Empezó a tocar la gaita por su cuenta, aunque luego asistió a clases en la Escuela de Gaita de Puebla de Sanabria y ya en Madrid completó su formación en el Centro Gallego de Madrid. También ha estado en contacto con músicos zamoranos como Alberto Jambrina, del que resalta su contribución a la recuperación y conservación de la música tradicional zamorana.

Ahora, las redes sociales se han convertido en una poderosa herramienta de difusión que han permitido que canciones tan populares como “En tierra de Carballeda” y “El mandil de carolina” entonadas por este gaitero sanabrés traspasen fronteras. Sus vídeos han sido compartidos en plataformas como Instagram, donde ya registra cientos de visualizaciones.