Los vecinos de Olmo de la Guareña han rendido su tradicional homenaje a la Virgen de la Paz. Aunque la actual situación sanitaria provocada por la pandemia ha obligado a suspender la mayor parte de los actos festivos celebrados otros años, los fieles sí han cumplido con la tradición de decorar la iglesia mudéjar de la localidad con flores y sus mejores galas para asistir a la misa en honor a la patrona, a la que también se dedicó un ofertorio. En las imágenes que acompañan estas líneas aparecen las vecinas de la localidad que han colaborado en los preparativos para adornar la iglesia parroquial del municipio con motivo de esta destaca cita anual.

Los vecinos de Olmo de la Guareña rinden homenaje a la Virgen de la Paz