La Guardia Civil de Zamora intervino en el interior de una peña en Cerecinos de Campos debido al incumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias establecidas en la normativa referente a la pandemia provocada por el virus COVID-19 por parte del grupo de personas que estaba en su interior.

En la madrugada del 23 de mayo, sobre las 4.30 horas, una llamada telefónica alertó a la Guardia Civil de la celebración de una fiesta en el interior de este local, por lo que agentes se desplazaron desde el puesto de Villalpando para comprobar el bullicio y el movimiento de gente en el interior de la peña.

Los guardias entrevistaron a las personas que había en el interior del local, que no pudieron justificar su presencia en la peña, ya que este tipo de locales no pueden estar abiertos todavía, igual que las discotecas y el resto de establecimientos de ocio nocturno.

Por ese motivo, los agentes identificaron a todos los presentes y abrieron actas de denuncia que serán enviadas a las autoridades competentes.