Vecinos de pueblos de Zamora salieron ayer de nuevo a la calle para reclamar una mejora de la asistencia sanitaria y pedir que no se implante la alternativa de la atención telefónica en menoscabo de la presencia de los médicos en las consultas. En todas las comarcas se sucedieron actos de protesta, con muchas personas mayores en las puertas de los consultorios como una defensa numantina de su bien más sagrado: la asistencia sanitaria.

Vecinos concentrados en Gáname de Sayago. | Cedida

En un pueblo como Gáname de Sayago destacaba la presencia de un vecino de 100 años y a lo largo de otros muchos municipios personas mayores, algunas con mucho esfuerzo, expresaron con su participación la inquietud que genera el cambio de modelo de Atención Primaria.

Torregamones.

Torregamones. Cedida

En Zamora se celebró también una concentración testimonial a las puertas de la Delegación de la Junta para “dar un toque de atención a la Consejería de Sanidad sobre cómo va a plantear los próximos meses que son cruciales en la sanidad” expresó Jerónimo Cantuche, portavoz del Movimiento en Defensa de la Sanidad. “Es fundamental que la atención presencial llegue al cien por cien, a todos los consultorios y centros de salud de la provincia, no es bueno que las agendas queden restringidas a un 50% como plantea” expresó.

Concentración a las puertas de la Junta. | Sara Rodríguez/Sergio Villar

Villalpando fue el punto de encuentro de los pueblos de la Zona de Salud, donde decenas de vecinos reclamaron “la dignidad de la sanidad rural” y “soluciones sin recortes”.

Concentración en Muga de Sayago. | Cedida

En Fermoselle, la concentración a la puerta del consultorio sirvió para demandar “una asistencia digna” y también reclamaron que las vacunaciones “se hagan en cada centro de salud y no obligar a la gente a desplazarse a Zamora” reivindicó el alcalde José Manuel Pilo, que se sumó al acto. Además reivindican la dotación de un ambulancia de soporte vital básico que preste servicio a toda la zona.

San Cristóbal de Aliste. | Cedida

Gáname, Monumenta, Bermillo de Sayago, Fariza, Luelmo, Villamor de la Ladre, San Cristóbal de Aliste, San Vitero, San Juan del Rebollar, Robleda, Casaseca de Campeán o varias filas de sillas vacías con los nombres de sus vecinos en Sanzoles. Los actos se sucedieron en toda la provincia porque la sanidad es un servicio básico y fundamental para habitantes de los pueblos temerosos de que la pérdida de prestaciones públicas sea la puntilla.

En Litos se ha creado una plataforma para la defensa de la sanidad y los vecinos se concentrarán todos los martes a las 12 de la mañana a las puertas del consultorio mientras se mantengan las medidas que han terminado con la atención médica presencial.

La COVID 19 es la coartada perfecta para avanzar en un modelo de gestión de la asistencia sanitaria en la que cada vez se abren más espacios a la sanidad privada” apostilla el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora. “¿Dónde quedan las promesas de refuerzo de los servicios sanitarios?” se preguntan los manifestantes. Denuncian cómo desde el cierre de los consultorios y el “blindaje” de los centros de salud, “el mundo rural y urbano se han sentido doblemente discriminados, olvidados e injustamente tratados”.

VÍDEO | El Movimiento por la Sanidad Pública se moviliza a las puertas de la Junta en Zamora Sara Rodríguez

El Movimiento en Defensa de la Sanidad advierte que desde el inicio de la pandemia la Comunidad “ha recibido cantidades ingentes de recursos de los Fondos no reembolsables y del Plan de reactivación económica de Castilla y León, que no se han traducido en una mejora de la gestión ordinaria de la sanidad pública, ya que seguimos con los conciertos y derivaciones a la sanidad privada engordándola a cuenta del adelgazamiento de la gestión pública, como si nada hubiera ocurrido”.

Especialmente preocupa la ausencia de consultas presenciales y el mecanismo alternativo de la atención por teléfono. El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora denuncia que “nadie está preguntando a los verdaderos protagonistas, la gente que vive en los pueblos, sobre cuáles son las necesidades o carencias que tienen y los problemas que conforman su realidad diaria”

Las concentraciones a lo largo de toda la provincia plantean además la queja por el procedimiento de vacunación contra el COVID, con desplazamientos hasta Zamora o Benavente, “cuando en otras provincias de nuestra Comunidad han habilitado puntos de vacunación por toda su geografía u otras como Soria han utilizado la red de centros de salud para hacerlo”.