El pasado sábado, 10 de abril de 2021, una patrulla de servicio del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en Puebla de Sanabria encontró a un turismo que circulaba por la A-52 en sentido Benavente, pero por los carriles que se circula hacia Galicia, es decir que iba en sentido contrario.

El coche fue en sentido contrario 500 metros y se cruzó con otros dos vehículos, por lo que podría haber provocado dos accidentes de tráfico. Después de ver a la Guardia Civil, dio la vuelta y comenzó a conducir en sentido Galicia, pero sin parar, haciendo caso omiso de las señales de los agentes.

Inmediatamente, la Central Operativa de Tráfico de la Guardia Civil activó en las provincias de Zamora y Orense el protocolo de detención de vehículos que circulan en sentido contrario. Al final, el coche se estrelló en el término municipal de Vilardevós, ya en Orense.

En el test de drogas el hombre dio positivo en cocaína y metanfetaminas, y además los agentes pudieron descubrir que el coche había sido robado en el sur de Francia el 6 de abril.

El conductor fue detenido como supuesto autor de delitos contra la seguridad vial por conducción temeraria, conducir un vehículo a motor bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, conducir un vehículo a motor sin carnet y otro por hurto de vehículo. El Juzgado decretó su ingreso en prisión provisional.