Segundo día sin rastro de José Antonio C. Desde que se le vio por última vez a mediodía del pasado martes 30 de abril en las inmediaciones de su casa, nada se sabe del paradero de este vecino de Figueruela de Arriba de 72 años. “Nada de nada” certifica con abatimiento el alcalde del municipio alistano, Carlos Pérez Domínguez.

Más de un centenar de vecinos de Figueruela de Arriba y Figueruela de Abajo, Mahíde, Moldones, Riomanzanas o Gallegos del Campo peinaron mañana y tarde distintas áreas del monte, organizados en seis grupos. Con ellos, varias patrullas de la Guardia Civil, la Guardería Medioambiental de la Junta, Bomberos de la Mancomunidad Tierras de Aliste y trabajadores de los servicios municipales.

Después de toda la tarde y buena parte de la noche del martes sin resultados, voluntarios y profesionales se reunieron ayer a las 8.30 de la mañana para organizar la búsqueda y repartir las zonas de rastreo y localizar desaparecido. A los vecinos que se habían retirado cerca de las 12 de la noche del martes se unieron ayer nuevos voluntarios llegados de todo el contorno.

Voluntarios junto a guardias civiles en Figueruela de Arriba. | Cedida

También desplazaron hasta la localidad alistana dos unidades del grupo cinológico (perros) de la Guardia Civil especializado en búsqueda de personas desaparecidas. Y a lo largo de la mañana se incorporó la unidad del servicio aéreo de León con un helicóptero, además de diversas patrullas.

También colaboró de manera voluntaria la empresa RITRAC internacional, dedicada a búsqueda rescate y salvamento, usando un equipo de drones para la realización de barridos por la zona. La empresa estuvo trabajando con el equipo Pegaso de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora. Los bomberos de Aliste continuaron trabajando con drones y cámaras térmicas, como lo hicieron la noche del martes al miércoles.

Búsqueda del hombre desaparecido en Figueruela de Arriba Cedida

Ayer un pequeño vendaval derribó el dron que rastreaba por la carretera de Flechas, pero pudo ser localizado y los bomberos continuaron la búsqueda. Desde coches, vehículos todoterreno y a pie, el rastreo fue incansable en una jornada especialmente calurosa. “Todo el mundo se está volcando, intentamos rastrear al máximo, pero en el monte hay mucha maleza y hay zonas de muy difícil acceso” explicaba el alcalde de Figueruela de Arriba.