El perro rescatado en un contenedor de basura en la localidad de Valcabado hace tan solo dos semanas no ha logrado recuperarse. El animal, que había sido encontrado en lamentables condiciones, había sido trasladado al refugio de Scooby Medina, donde ha fallecido tras sufrir un fallo cardiaco, según informan responsables de la propia protectora.

El fatal desenlace contrasta con la aparente buena evolución que, según informan las mismas fuentes, había experimentado el perro, que había llegado a comer solo y murió en los brazos de la veterinaria al sacarlo de la jaula para ir a examinarlo en la mesa de observación.

La protectora ha publicado un comunicado en su página de Facebook donde informa del fallecimiento del “pequeño abuelito del contenedor”. Según se detalla en esta publicación, “estábamos felices porque su evolución era buena y ya comía él solito, pero su corazón dejó de latir de repente y nos ha dejado desolados porque teníamos la esperanza de que pudiese pasar sus últimos años de vida junto a una familia de verdad”. El post hace referencia a la existencia de varias personas interesadas en darle un hogar y agradece “a todos los que habéis seguido su caso y os habéis interesado por su salud”.