Zamora y Valladolid son las provincias de España donde se han confirmado más casos de mixomatosis en liebre ibérica, una enfermedad que se había descrito rara vez en esta especie hasta que en el verano de 2018 se detectaron los primeros animales enfermos en Córdoba. El último informe del Ministerio de Agricultura sobre la situación del brote de mixomatosis en liebre ibérica en la última temporada, desde abril de 2020 hasta ahora, sitúa a Zamora como una de las dos provincias donde está más extendida territorialmente.

En concreto, el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, ha diagnosticado liebres infectadas en siete comarcas ganaderas zamoranas de las 41 confirmadas en todo el país. Se trata de Manganeses de la Lampreana, Villalpando, Santibáñez de Vidriales, Tábara, Zamora, Fuentesaúco y Toro.

En la provincia de Valladolid los casos han aparecido en las limítrofes zonas de Tordesillas y Medina del Campo, además de Peñafiel, Olmedo o Valladolid.

En Ávila, junto la comarca ganadera de la propia capital, se han confirmado animales enfermos en la de Arévalo. Y en la provincia de Salamanca se contabilizan casos en la zona de Peñaranda de Bracamonte. En León el brote afecta a Santa María del Páramo, Sahagún y Valencia de Don Juan.

Aparición de liebres muertas y enfermas

Los datos confirman la preocupación de los cazadores zamoranos que, desde hace tiempo, y especialmente el año pasado, vienen detectando la aparición de liebres muertas o enfermas por buena parte de la provincia en un número tan significativo. Este hecho parecía confirmar que la mixomatosis que afecta a la liebre había pasado del nivel de unos focos aislados y puntuales a algo más expandido y de mucho mayor impacto por el territorio, lo que ha llevado a muchos cotos a acordar la suspensión de la caza de las rabonas. Como ha observado el sector conegético, La Guareña y Tierra de Campos han registrado especial incidencia de la enfermedad, aunque comenzó a manifestarse en la zona sur de Valladolid, limítrofe con la provincia de Zamora.

En España, los primeros casos confirmados oficialmente se remontan al mes de julio de 2018 cuando la Junta de Andalucía recibió la notificación de mortalidades anormales en liebres ibéricas en distintos cotos de caza en la provincia de Córdoba. Unas semanas más tarde se notificaron los primeros casos en la provincia de Jaén y en la de Cuenca, con similar sintomatología.

La enfermedad se diseminó durante los siguientes meses, confirmándose por el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete casos en 25 provincias de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Islas Baleares, Madrid y Murcia. Por otro lado, se encontraron animales con síntomas y lesiones en varias comarcas de la comunidad autónoma de Extremadura sin confirmación del laboratorio.

Una liebre enferma de mixomatosis. | Federación de Caza Cy L

La enfermedad avanzó con elevadas tasas de mortalidad en muchos de los cotos afectados, con reducciones importantes en las poblaciones de liebres que provocaron la suspensión de la temporada de caza por parte de los gestores de los cotos, con objeto de permitir la recuperación de estas poblaciones.

Durante la temporada 2019-2020, el laboratorio de Algete confirmó 227 casos de mixomatosis en liebre ibérica en 31 provincias de 11 comunidades autónomas. En nueve ya se habían detectado casos en la temporada anterior 2018-2019 (Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Islas Baleares, Madrid y Murcia), mientras que en la provincia de Álava y en la provincia de Tarragona, se detectó por primera vez. Desde el mes de abril de 2020, inicio de la nueva temporada vectorial de la enfermedad, se han confirmado por parte 68 casos de mixomatosis en liebre ibérica en 18 provincias de 7 comunidades autónomas. De las 41 comarcas ganaderas afectadas en esta última temporada 2020-2021, ya se detectaron casos en las temporadas anteriores en 29 de ellas, apareciendo focos por primera vez en 2020-2021 en 12 comarcas nuevas.

Un virus del conejo, sin posibilidad de transmisión al ser humano

La mixomatosis es una enfermedad de los conejos (Oryctolagus cuniculus), que puede afectar a otros lagomorfos y en ningún caso causa problemas para la salud pública, al no ser una zoonosis, y por tanto sin posibilidad de transmisión al ser humano. Está causada por un Poxvirus denominado virus mixoma. En los conejos europeos se han identificado dos formas de presentación de la enfermedad: la forma nodular (clásica) y la forma amixomatosa (respiratoria), menos frecuente.

La transmisión de la enfermedad incluye la vía directa, a través del contacto entre animales enfermos y susceptibles, y la vía indirecta por medio de artrópodos hematófagos que actúan como vectores.

La mixomatosis rara vez se había descrito en la liebre. Sólo existía constancia de la detección de material genético del virus por PCR en Gran Bretaña en 2014 en liebre europea (Lepus europaeus), pero hasta verano de 2018 nunca se había detectado en liebre ibérica (Lepus granatensis).

El Ministerio de Agricultura establece medidas para el control de la enfermedad. Los guardas forestales, ganaderos, cazadores y demás personas que realicen actividades en el campo “deberán notificar cualquier sospecha de mortalidad anormal o presencia de síntomas o lesiones compatibles con la enfermedad en liebres, comunicando estos sucesos a los Servicios Veterinarios Oficiales o a los Servicios de Medio Natural o Caza de la comunidad autónoma afectada, quienes investigarán las sospechas y, en caso necesario, tomarán muestras para su envío al laboratorio”. Cese de autorización de translocaciones de liebres procedentes de las comarcas ganaderas afectadas. No se verán sometidos a restricciones los movimientos de conejos silvestres desde las zonas afectadas, dado el bajo riesgo que esta especie juega en la diseminación del virus que afecta a las liebres.

El Ministerio de Agricultura informa periódicamente sobre la situación epidemiológica de la enfermedad a los Servicios Veterinarios Oficiales, de Medio Natural y de Caza del propio MAPA y de las CCAA, así como a organizaciones de Caza y de Medio Natural. España está considerado como país endémico de mixomatosis en conejo, tanto silvestre como doméstico y existe una vacuna frente al virus que es ampliamente utilizada en ambas poblaciones.