El debate de una iniciativa sobre la protección del lobo al norte del Duero generó hoy en el pleno de las Cortes un enfrentamiento entre el portavoz ‘popular’, Raúl de la Hoz, que acusó de “cobardes” a los socialistas por no apoyar la proposición que presentó para frenar los planes de la ministra “de ecologismo radical” Teresa Ribera, mientras la socialista zamorana Ana Sánchez rechazó su política de “tierra quemada” y le advirtió de que ya les han dado “caza” con estas iniciativas, que tachó de “torticeras”.

La iniciativa del Grupo Popular se aprobó con los votos de PP, Ciudadanos, Por Ávila, UPL y Vox, la abstención de PSOE y Podemos. De esta forma, el parlamento exigió al Gobierno que desista de la tramitación para modificar el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial con el fin de incluir en el mismo a las poblaciones de lobo al norte del Duero. También reclamó a la ministra Teresa Ribera que se comprometa a no adoptar ninguna decisión que modifique el actual estatus legal del animal y pide a la Junta que ejerza las acciones legales que procedan, incluida la vía judicial.

El cruce dialéctico entre De la Hoz y Ana Sánchez se produjo ante la ausencia del procurador socialista Juan Luis Cepa, al que trasladaron las condolencias y afecto. El primero afeó al PSOE de Castilla y León que no rechace el cambio del estatus del lobo al norte del Duero y que se pueda seguir cazando, para no perjudicar a los ganaderos, mientras la parlamentaria zamorana replicó a los “salvadores de la ganadería”: “o lobo no cortello”, en referencia a la trampa existente en la localidad de Lubián.

El portavoz del Grupo Popular cargó contra la “cobardía política” del PSOE y arremetió contra Ana Sánchez por no tener la “gallardía” de decir a los ganaderos que no iban a votar a favor de la iniciativa pese a una intervención “adornada del teatro”, para no “incomodar” al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. De esta forma, condenó su actitud de “amilanarse” frente a la ministra “más radical”, lo que supone a su juicio una “absurda e incomprensible postura”.

Raúl de la Hoz censuró el cambio de posición del PSOE que un día “clama” por la despoblación y asegura que defiende la caza mediante cupos al norte del Duero, pero no apoya una iniciativa parlamentaria que en otras comunidades han respaldado los socialistas. “Aquí no hay un posición ideológico”, dijo sino la defensa de los intereses de las comunidades por encima de una “voluntad asquerosamente ideológica”. Además, agregó que “no hay conflicto al norte del Duero” y tachó de “bochornosa” la Comisión de Patrimonio Natural en la que se aprobó inicialmente la protección del lobo al norte del Duero.

El portavoz ‘popular’ defendió la gestión de la Junta, que aseguró ajusta los cupos a la planificación, y ha logrado la expansión de los lobos, que aseguró han triplicado su número, haciendo posible un modelo sostenible que evite echar del campo a los ganaderos. También señaló que el año pasado se registraron 15.000 ataques, lo que generó 1,3 millones en indemnizaciones. A su juicio lo “lógico y sensato” es aplicar el modelo del norte al sur, por lo que censuró que el Gobierno plantee lo contrario “con el silencio cómplice” de los que se ponen de “moqueta” a su ministra “radical”.

Recuperar el consenso

La socialista Ana Sánchez expresó su solidaridad con los ganaderos de Villalonso (Zamora), “sufridores de la última lobada” y criticó a los ‘populares’ por no haber apoyado a estos profesionales en las concentraciones, donde recordó critican que las indemnizaciones de la Junta no les llegan. Además, remarcó como nieta de ganaderos que la posición del PSOE es “conocida” y “clara”.

Al respecto, Sánchez abogó por recuperar el “consenso” de forma “urgente” y advirtió de que no “contribuye nada” este debate en una materia en la que reiteró la Comunidad no tiene competencias. Por ello, criticó que los ‘populares’ no han logrado tapar la “ineficacia” de Medio Ambiente o recurrir al “comodín del público”, como es la crítica al Gobierno, porque les recordó han perdido 12 elecciones y bromeó con que los diputados del Parlament de Cataluña caben en un coche y como sigan así en una “C-15”, una furgoneta de la marca Citröen.

La procuradora aseguró que a los dirigentes del PP se les había quedado cara de “ovejitas” y les advirtió de que cuando no hace “política útil”, la “ultraderecha”, Vox, hacen “caja”. Frente a esta actitud, destacó el consenso y diálogo del PSOE con el PP para pactar la posición común sobre la PAC o la Ley Agraria. Sin embargo, denunció que la Junta no llama a los socialistas para recabar su apoyo, y para arrimar el hombro en sus contactos entre el Ministerio y las opas.

Ana Sánchez manifestó que desde la desaparición de los cupos lácteos Castilla y León ha pasado de tener 15.000 explotaciones ganaderas a 900, por lo que señaló los ganaderos saben que “mata más ganado la Junta de Castilla y León que el lobo” y denunció que las indemnizaciones no se abonan en 30 días y criticó los 48.000 euros en los presupuestos para la partida de seguros.

Críticas e indemnizaciones

El representación de Ciudadanos, Francisco Javier Panizo indicó que “no sirvió para nada” la iniciativa frente a la “intransigencia” del Gobierno y recordó que el comité científico consideró “subjetivo” incluir al lobo entre las especies protegidas o el grupo de trabajo. A pesar de las “evidencias”, criticó que el Ministerio las haya obviado pese a la oposición de Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria y señaló que la caza regulada o el “buen uso” de las medidas tradicionales permiten que el lobo haga su función de control de otras especies.

El ‘leonesista’ Luis Mariano Santos criticó los “bandazos” de la ministra Teresa Ribera y reiteró lo afirmado en diciembre del año 2020 en línea con mantener la actividad cinegética en el norte del Duero. Sin embargo, recordó al PP que de poco sirve tener cupos de caza si se incumplen y los invitó a trabajar en Madrid y no en las Cortes, donde a su juicio solo buscan el posicionamiento del Grupo Socialista.

En nombre de Por Ávila, Pedro Pascual respaldó la iniciativa, pero hizo hincapié en que se mantenga el estatus del lobo al norte, pero advirtió de la situación al sur, donde no se puede cazar. Así, abogó por buscar la convivencia entre el animal y los ganaderos, que recordó dicen que lo que se les ofrece no es suficiente, porque quieren que se le pague lo que vale el animal y la pérdida de dinero. Por ello, invitó a la Junta a buscar una solución en provincias como la suya donde la especie está protegida.

Finalmente, la procuradora de Vox, Fátima Pinacho, apoyó el mantenimiento del control cinegético al norte del Duero y pidió que se deje trabajar con seguridad a los ganaderos. Además, rechazó que se dediquen fondos de la PAC a paliar los gastos de los ataques y que la Junta abone los daños y el lucro cesante, así como se actualicen las estadísticas del cánido, porque aseguró que el animal está en expansión, con pérdida de 5,5 millones los ganaderos cuidan naturaleza y no ecologistas de mocasín y despacho.

TODO SOBRE EL ESTATUS DE PROTECCIÓN DEL LOBO