Los datos de incidencia del coronavirus facilitados por la Junta de Castilla y León también arrojan datos para mantener la esperanza. Frente a la escalada de contagios que deja la tercera ola de la pandemia, la provincia zamorana contabiliza hasta 128 municipios libres de COVID, que no han registrado ni un solo caso en los últimos 14 días, según la información recogida por la Consejería de Sanidad. Estas cifras suponen que más de la mitad de los 246 núcleos de población de la provincia no han notificado nuevos contagios durante dicho periodo.

Entre los pueblos zamoranos que forman parte de esta resistencia destaca el caso de Arcenillas, que hasta ahora se podía considerar un oasis en plena pandemia, ya que por su situación geográfica aparece rodeado de municipios catalogados con riesgo muy alto, es decir, que tienen una incidencia superior a 250 contagios por cada 100.000 habitantes diagnosticados en los últimos 14 días o de 125 durante la última semana. Por el contrario, Arcenillas, con un padrón de 428 vecinos, había permanecido durante las últimas semanas en situación de “nueva normalidad”, que se otorga a los municipios mayores de 1.000 habitantes que registran menos de 25 casos en los últimos 14 días. Sin embargo, la última actualización de datos ya arroja la presencia de algún contagio, aunque sin contabilizar, en esta localidad zamorana.

“No somos una burbuja”

Esta situación excepcional en la que se mantenido Arcenillas hasta la jornada de ayer llama más la atención teniendo en cuenta su proximidad a Morales del Vino, el municipio de más de 1.000 habitantes en peor situación epidemiológica de la provincia de Zamora, con una incidencia acumulada cercana a los 3.000 casos por cada 100.000 habitantes. Alrededor también se encuentran Villaralbo y Moraleja, ambas en riesgo muy alto, con una incidencia acumulada de 1.325 y 577 casos por 100.000 habitantes en cada caso durante los últimos 14 días.

Mapa que muestra la incidencia acumulada de coronavirus en los últimos 14 días

Mapa que muestra la incidencia acumulada de coronavirus en los últimos 14 días J. C. L.

Lejos de vanagloriarse de la envidiable situación epidemiológica de Arcenillas desde el inicio de la pandemia, su alcalde, Enrique Rodríguez, la atribuye a una pura cuestión “aleatoria y de suerte”. Desde una perspectiva realista, sostiene que “no somos una burbuja” .

También justifica que la escasa incidencia del coronavirus en la localidad donde, según remarca solo se habían registrado hasta ahora casos puntuales desde marzo del año pasado, también puede responder a que un elevado número de vecinos de la localidad tienen su tarjeta sanitaria dada de alta en la capital zamorana, por lo que los posibles contagios no contabilizan en este municipio del alfoz.

Arcenillas es una de las localidades de la periferia de la capital zamorana que se encuentran entre el reducido número de poblaciones de la provincia que han logrado sumar habitantes durante los últimos años, al ser elegido como lugar de residencia por vecinos que trabajan y realizan sus labores diarias en Zamora. Por ello, el regidor municipal insiste en que “no es que hayamos sido más precavidos que otros municipios porque muchos vecinos trabajamos y estamos en contacto con gente externa al pueblo”. Al mismo tiempo resalta el aspecto negativo de esta situación excepcional, como es “una falsa de sensación de seguridad, por lo que sigue siendo muy importante no bajar la guardia”.

Te puede interesar:

Al margen de los 128 municipios de la provincia zamorana que han logrado esquivar los contagios durante las dos últimas semanas, otros 110 permanecen en riesgo muy alto, lo que supone un 44.7% del total, mientras que ocho (un 3.2%) tienen un riesgo alto.

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN ZAMORA