La autovía A-66, que comunica Zamora con Salamanca, ya ha sido reabierta al tráfico tras ser cortada al tráfico sobre las diez de la mañana en el punto kilométrico 289, situado entre las localidades de Morales y Corrales del Vino, por meteorología adversa y la existencia de placas de hielo, según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Aunque el resto de vías de la provincia permanecen transitables, la presencia de placas de hielo ha provocado salidas de la calzada de vehículos en tramos de la red provincial, como en la carretera que comunica la capital zamorana con Cubillos del Pan. Por ello, la Diputación de Zamora pide extremar la precaución a los conductores que circulen por carreteras secundarias, mientras los operarios siguen extendiendo fundentes en los tramos más afectados.

Vehículo que se ha salido de la calzada por la existencia de placas de hielo en la carretera entre Zamora y Cubillos D. P.