El Tafarrón de Pozuelo de Tábara también salió a las calles en la versión mas "humilde" de la mascarada, sin la Madama ni otros de los personajes que cada año dan vida a esta tradición. Una versión más humilde que, al menos, sirvió para no interrumpir la historia de la mascarada y, sobre todo, para que los vecinos pudieran ver y escuchar a su Tafarrón desde la seguridad de sus hogares.

Cuatro personas, dos vestidas y dos con capas, dieron una vuelta por el casco urbano, mucho más tranquila de lo habitual, pasando por el Centro de Interpretación del Tafarrón y por la iglesia de San Juan Bautista, en cuyo portal cantaron el himno de San Esteban. La imagen del patrón no salió este año en procesión. Mañana, día de San Juan de Navidad, tampoco se sortearán las "suertes", pues los elegidos el 27 de diciembre de 2019 podrán desarrollar su papel en la mascarada del 2021.

San Esteban espera al Tafarrón en el portal de la iglesia.

El Tafarrón de Pozuelo, con mascarilla. Ch. S.