El alcalde de Galende, José Manuel Prieto Ramos, reclama medidas y una reunión urgente con los responsables de las diferentes administraciones para evitar inundaciones reiteradas en los pueblos de la cabecera del Lago de Sanabria. El alcalde subrayó que los daños no fueron mayores “porque menos mal que el pasado año limpiamos algunas zonas”.

La alcaldía pide respuestas “ante los efectos sufridos en los pueblos de Ribadelago Nuevo y Viejo pertenecientes al municipio de Galende con motivo de las crecidas del agua e inundaciones del Tera que preocupan a este Ayuntamiento, así como a los vecinos de las citadas localidades”. “Para tranquilidad de todos, se solicitan ciertas iniciativas a tener en cuenta. Así mismo desde este Ayuntamiento proponemos llevar a cabo una reunión en el Ayuntamiento de Galende el día 8 de enero de 2021 a las 12 horas en la que tratar el problema indicado. Entendemos que dicha reunión deberá de ser conjunta con el resto de Administraciones implicadas y con la empresa Endesa”. En esta reunión estarían representados CHD, Subdelegación del Gobierno, Endesa y Medio Ambiente de la Junta.

El Ayuntamiento planteará “soluciones a llevar a cabo conjuntamente por todos los presentes y que a nuestro juicio son necesarias para evitar en lo posible estas crecidas”. Entre las soluciones para aminorar el problema está la poda y limpieza de árboles, y la limpieza de los ojos del puente que da acceso a Ribadelago Viejo. Para la corporación urge la limpieza de árboles que cruzan el río Tera, desde Ribadelago Nuevo hasta El Lago, así como informar por parte de la empresa Endesa a los vecinos de las previsiones de desembalse de las presas ante estas crecidas y por lo tanto el posible aumento del nivel del río. En cuanto a la desembocadura del río en el Lago es conveniente abrir y limpiar dicha desembocadura para que no embalse tanta agua que retrocede hacia Ribadelago. Entre esas medias está la posible creación de una junta de voluntarios de protección Civil para que ayude en estas u otras necesidades.