Sanzoles se suma a la lista negra de municipios golpeados por el COVID 19. Los datos son reveladores: unos 70 casos positivos y una veintena de familias afectadas. El Ayuntamiento permanece cerrado al público hasta el 2 de noviembre y dos de los tres bares del pueblo también han echado el cierre en este municipio de aproximadamente 500 vecinos.

La alcaldesa de Sanzoles, María Mulas, es clara a la hora de cuestionar el control de la pandemia en los pueblos. "Por aquí no aparece la Guardia Civil ni autoridades competentes que nos digan cómo controlar esta situación".

El origen de este importante brote en Sanzoles se sitúa en el puente del Pilar, cuando se reunió "bastante gente" en el pueblo, muchos "sin mascarillas ni distancias" apuntan fuentes vecinales. El repunte de casos positivos llevó a la alcaldesa a emitir un bando llamando al autoconfinamiento de los vecinos "para evitar la expansión del virus". El comunicado de la Alcaldía pide que "todos aquellos que hayan estado en contacto con alguna persona que haya dado positivo deberán permanecer 10 días en sus domicilios para evitar riesgos". Y "todas aquellas personas que estén pendientes de obtener los resultados de test deberán permanecer confinadas 10 días", además de recordar el obligatorio uso de mascarilla, lavado y desinfección de manos.