El brote COVID de la residencia de mayores "Matías Alonso" de Villarrín de Campos se salda hasta ahora con un fallecido, 13 ingresados y 19 trabajadores -de 42- de baja. Así lo ha comunicado este viernes Cáritas Diocesana de Zamora, la entidad que gestiona el centro. El resto de los usuarios siguen en la residencia y se encuentran en buen estado de salud.  

Cáritas ya ha cubierto algunas de las plazas de la residencia con auxiliares de enfermería y personal de limpieza, y tiene un proceso de selección abierto para contratar a más plantilla. "En estos momentos, a las problemas que ya existen de contratación de personas cualificadas y disponibles para trabajar en el ámbito sociosanitario debido a la escasez de personal se suma una dificultad añadida, la de localizar trabajadores que quieran incorporarse a este centro residencial debido a la incidencia actual del virus en él", indica la entidad en su nota.

Y añade: "A esto se añade otra complicación, las personas interesadas en incorporarse a la plantilla deben presentar PCR negativo. Sin embargo, Cáritas Diocesana de Zamora confía en poder cubrir todos los puestos en apenas unos días".