El humo apareció en las instalaciones centrales de Cobadu a las once de la noche, y en menos de media hora la noticia había llegado a cada rincón de Zamora. La cooperativa es la empresa más grande del sector agroalimentario que es, al fin y al cabo, el corazón del tejido empresarial y económico de la provincia. Todos en Zamora conocen a algún cooperativista o a algún trabajador de Cobadu, y a todos los zamoranos se les encogió el alma al ver las primeras imágenes del las naves ardiendo en sus teléfonos.

10

Incendio en las instalaciones de Cobadu en Zamora

Pero Cobadu es una empresa fuerte y ni el fuego ha podido con ella. La noche del domingo fue la más difícil en los 41 años de historia de la cooperativa. Pero el lunes por la mañana las fábricas de piensos seguían funcionando para abastecer a todos los socios ganaderos, y para que los socios agricultores sigan sacando su producto al mercado. Ninguna de las plantas fabriles se vio afectada y por lo tanto la empresa no ha cesado su actividad en ningún momento.

VÍDEO | Las imágenes del voraz incendio en Cobadu

El fuego comenzó en una hilera de siete naves contiguas en las que se almacena materia prima sin transformar, principalmente alfalfa, pero también algo cereal. Las llamas se extendieron por cinco de estos siete pabellones, y la estructura de cuatro de ellos está seriamente dañada, pues parte de la cubierta se ha venido abajo.

8

GALERÍA | El día después del incendio en Cobadu

Al sur de las naves incendiadas se encuentran las naves de mezclas, un secadero de maíz y el centro de selección de semillas. Al norte hay más naves de almacenamiento y también la deshidratadora de forrajes. Pero el espacio de seguridad que existe entre las tres zonas cumplió su función y las llamas no saltaron en ningún momento ni hacia el norte ni hacia el sur. El resto de zonas fabriles como las factorías de piensos también permanecieron intactas, así como otras zonas de almacenamiento de cereales y forraje, o el área de neumáticos.

Mapa instalaciones de la sede central de Cobadu afectadas por el incendio.

Mapa instalaciones de la sede central de Cobadu afectadas por el incendio.

Hacia la una y media de la madrugada el avance del fuego estaba controlado y ya no se temía por la integridad de ninguna zona fabril, pero las montoneras de alfalfa continuaban ardiendo y probablemente lo sigan haciendo durante varios días. De hecho, los bomberos no dejaron de trabajar en Cobadu en ningún momento del lunes, mientras los trabajadores de la cooperativa retiraban la alfalfa que se había salvado de la quema y la enfriaban con manguerazos de agua para evitar que el calor acumulado durante el incendio provocara una nueva combustión de la materia prima.

Refrescan la alfalfa de Cobadu para evitar posibles reproducciones del incendio. José Luis Fernández

Aun así, la actividad en la zona del incendio era mucho más tranquila en la mañana de ayer que en la noche del domingo, cuando trabajaban en el lugar numerosos efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, así como bomberos llegados de distintos puntos de la provincia, como Zamora, Bermillo de Sayago o incluso el camión nodriza del parque de San Vitero, que se desplazó a Cobadu una vez controlado el fuego de Nuez de Aliste.

A la labor de los bomberos se sumó el trabajo impagable de los trabajadores de la cooperativa que saltaron de la cama y se apresuraron para ayudar a apagar el fuego con las propias mangueras de la empresa. Precisamente junto a esta zona de almacenes Cobadu dispone de una balsa de agua y de equipos de bomberos para ser utilizados en caso de incendio.

Llamas e intensa humareda durante el incendio en Cobadu. José Luis Fernández

Pero el domingo por la noche era el peor momento de la semana para que surgiera un incendio. A esas horas solamente se encontraba en las instalaciones de Cobadu el vigilante de seguridad, y un material como la alfalfa puede arder con virulencia y provocar que el fuego se extienda en cuestión de minutos. “Cualquier otro día, con algún turno de operarios en las instalaciones, se habría atajado el incendio un poco antes y el fuego no se habría extendido. Aun así, desde el momento en el que se notificó el incendio, las instalaciones centrales se llenaron de personal interno de la fábrica, llegaron unos 90 compañeros que ayudaron a los bomberos a extinguir el fuego, y es algo que valoramos mucho y la parte positiva con la que nos quedamos dentro de todo lo malo que ha sucedido”.

Lee el comunicado oficial de Cobadu: "Esta situación solo la superaremos todos juntos".


Tanto la carretera de Zamora a Moraleja, donde se encuentra el acceso principal a las instalaciones de Cobadu, como la carretera de Villaralbo, presentaban un tráfico más elevado que nunca, a pesar de las horas, entre vehículos de emergencia, coches de los trabajadores que acudían a echar una mano, cooperativistas preocupados que querían conocer de primera mano el alcance de los daños y algunos curiosos que se acercaban todo lo posible para contemplar el humo y las llamaradas. Además, los transportistas de Cobadu iban sacando los camiones y furgonetas de la empresa para trasladarlos al parking ubicado al otro lado de la carretera de Moraleja, junto al área comercial en construcción.

La causa del incendio está siendo investigado por una unidad especializada de la Guardia Civil, que ayer se desplazó desde León para recorrer las naves incendiadas en busca de indicios sobre su posible origen. Según declaraba el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, las primeras pesquisas permiten a los agentes descartar el origen intencionado del fuego. La empresa, por su parte, descartaba que la causa estuviera en una deflagración espontánea provocada por la fermentación de la materia prima.

Cobadu descarta que el fuego se debiera a la combustión de una paca

La capacidad de almacenaje de las instalaciones es de 450 millones de kilos de materia prima

A partir de hoy la cooperativa evaluará el alcance económico de los daños, que pueden ser considerables ya que las instalaciones de la cooperativa tienen una capacidad total de almacenaje de 450 millones de kilogramos de materia prima, y aunque no ha ardido el cereal sí se ha destruido la mayor parte de la alfalfa almacenada. Además, la estructura de cuatro naves se ha visto afectada, al menos una de ellas ha perdido la cubierta, y dos vehículos han quedado completamente calcinados. Se baraja que estos dos vehículos fueran el origen de las tres explosiones que se pudieron escuchar en los primeros momentos del incendio, en la noche del domingo.

Cuatro naves de alfalfa y cereal, pasto de las llamas en el incendio de Cobadu

Aun así, las pérdidas serán solo una piedra que no obligará a la cooperativa a retroceder en el camino de expansión del negocio que viene recorriendo en los últimos años. Cobadu ultimaba la construcción de algunas naves que tiene previsto inaugurar antes de que termine 2020, y ahora tendrá que reconstruir también los almacenes dañados en el incendio.

Para ello contarán con el apoyo de todas las instituciones públicas y de la sociedad civil zamorana, que ayer tendían la mano a la cooperativa agropecuaria.

"Todo el apoyo y la colaboración necesaria a Cobadu para la reconstrucción"

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, que dirige el zamorano Jesús Julio Carnero, se ha comprometido a prestar “todo el apoyo y la colaboración necesaria a Cobadu para la reconstrucción de los daños ocasionados”. El consejero está en contacto con los responsables de la cooperativa y tiene previsto visitar mañana el lugar del siniestro. Ayer lo hacía el director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria, Indalecio Escudero, acompañado de la delegada territorial de la Junta de Castilla y León, Clara San Damián, del director gerente de Cobadu, Rafael Sánchez Olea y de su director financiero, Fernando Antúnez. El propio presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, mantendrá en las próximas fechas una jornada de trabajo con el Consejo Rector de la cooperativa para tener un conocimiento más detallado del accidente y de los proyectos futuros de la empresa.

Por su parte, el líder de la oposición en Castilla y León, Luis Tudanca, expresaba el respaldo “sin fisuras” del PSOE a Cobadu y reclamó la unidad de todas las Administraciones a través de ayudas para la reconstrucción tras el incendio, tal y como se hizo con la fábrica de Campofrío incendiada en Burgos.

Desde la Diputación de Zamora también han estado en contacto con los responsables de la cooperativa desde el primer momento, y el presidente Francisco Requejo ha manifestado a los responsables de la empresa “el apoyo de la institución provincial” en estos difíciles momentos.

La Cámara de Comercio de Zamora, la patronal de Castilla y León (Cecale), sindicatos como UGT o CCOO y organizaciones políticas como Ahora Decide también expresaron su total apoyo a la cooperativa.