Imágenes del incendio ocurrido ayer en Fermoselle y de su extinción. | Cedidas

Fermoselle vivió unos minutos de pánico en la tarde de ayer debido a un incendio forestal en las inmediaciones del casco urbano. El fuego se detectó a las 15.30 horas en la zona conocida por los locales como el pago de la Fuente de María Abril, y las llamas se dirigían hacia el Paseo de la Ronda, en dirección al lugar donde se ubican las Bodegas de la Peña. La Junta lo dio por extinguido este viernes a las 9.55, con una quema de 1,64 hectáreas de matorral.

El ayuntamiento reaccionó haciendo sonar la campana torera para alertar a los vecinos, y decenas de fermosellanos bajaron al lugar del siniestro con maquinaria y herramientas que ayudaron a salvar las casas más próximas a las llamas.

La extinción del fuego fue posible gracias gracias también al trabajo de los bomberos de Bermillo de Sayago –del Consorcio Provincial– y de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, concretamente una cuadrilla de tierra con una autobomba, y dos helicópteros procedentes de Villaralbo (Zamora) y Guadramiro (Salamanca) que transportaron hasta el lugar a dos cuadrillas de especialistas en la lucha de incendios forestales.

La intervención de los medios aéreos terminó por frenar definitivamente el avance de las llamas y a las 17 horas el incendio se declaraba controlado cuando había afectado a 1,6 hectáreas. No llegó a peligrar la plaza de toros, pero sí una vivienda, que se salvó de las llamas por muy pocos metros.

A última hora de la tarde el Ayuntamiento de Fermoselle publicaba un bando en el que agradecía la “rápida y eficaz colaboración de todos los vecinos que han participado en la extinción del incendio provocado en las inmediaciones de la Fuente de María Abril”, y agradeciendo la intervención de los medios de la Diputación de Zamora y de la Junta de Castilla y León. Además, volvía a hacer un llamamiento a los propietarios para que desbrocen todas las parcelas que rodean el casco urbano en un radio de 250 metros.