Agentes de la Guardia Civil del puesto de Fermoselle procedieron el pasado sábado, día 22, al rescate de una senderista que se había dislocado un tobillo y no podía caminar mientras hacía una ruta de senderismo en la zona de Peñablanca hacia el Duero, en Villadepera.

La Guardia Civil intervino en la operación tras ser alertados por una llamada del Servicio de Emergencias 112 de la Junta de Castilla y León.

Fue la propia Guardia Civil quien realizó los primeros auxilios a la senderista herida, ante el estado de nerviosismo de la misma, inmovilizándole el pie.

Luego inició el ascenso de unos 500 metros en un sendero que presenta un terreno abrupto y una pendiente muy pronunciada y un fuerte desnivel. Debido a lo complicado del ascenso los efectivos de la Guardia Civil tuvieron que coger a la senderista “en peso” hasta llegar a un zona accesible para los vehículos y, desde este punto, trasladarla en el coche oficial hasta la entrada del pueblo de Villadepera donde se encontraba la ambulancia que seguidamente la trasladaría al hospital de Zamora.