Salida de los participantes desde la estación de Requejo. | A. S.

Unas 40 personas repartidas en varios grupos realizaron, el sábado, la ruta desde la estación de Requejo al pueblo deshabitado de Parada, avanzando por el valle del arroyo de Parada que da nombre a toda la Sierra de la Parada. La ruta organizada por la asociación CRYOSANABRIA, con la colaboración de voluntarios del Club de Montañismo Sanabria, tenía la finalidad de recaudar fondos para adquirir material escolar para dos escuelas en el Himalaya, como explicó el guía y geógrafo, Daniel Boyano Sotillo, antes de comenzar el trayecto. A esta ruta para descubrir uno de los valles más desconocidos del territorio se sumaron participantes de toda la comarca, desde Murias hasta De Villardeciervos o Galende.

Desde la estación Boyano apuntó unos retazos de historia con la construcción de los túneles del tren a Galicia construidos por los “carrilanos”, con especial huella en el túnel 12 de Requejo. A escasos metros la nueva infraestructura del AVE que discurre sobre el valle del río Castro. Desde el comienzo del camino se puede observar todo el tramo entre Pedralba y Requejo. El paisaje modelado contrasta con el camino que en su primer tramo discurre entre la estación y el cauce del arroyo que presenta una vegetación de ribera y manchas de robledal autóctono. Las escombreras del AVE se han disimulado con una plantación de arbolado autóctono.

Este camino era utilizado hasta comienzos del siglo pasado por los vecinos de Parada, pueblo deshabitado, para el contrabando con Portugal por su proximidad a la frontera hispanolusa. El recorrido total es de unos 10 kilómetros y 300 de desnivel. El pueblo conserva parte de las viviendas muy modestas y sencillas en ruinas, aunque bien definidas. Documentalmente aparece como donación al Monasterio de Moreruela en el siglo XIII. Por su situación en una zona de sierra, a 1.200 metros de altitud, se dedicó a la ganadería, contaba con iglesia y molino. Consta que hasta finales del siglo XIX el párroco aún subía a caballo desde Pedralba para oficiar la misa cada cierto tiempo.

Y precisamente en las ruinas del pueblo de Parada, la asociación CRYSANABRIA , desplegó una pancarta contra otra de las ruinas del territorio, en este caso contra el derrumbe de la atención sanitaria en los pueblos de la comarca de Sanabria y Carballeda.