Fermoselle diseña un Plan de Turismo para sumar visitantes y una mayor estancia

Fermoselle diseña un Plan de Turismo para sumar visitantes y una mayor estancia

Fermoselle diseña un Plan de Turismo para sumar visitantes y una mayor estancia

El Ayuntamiento de Fermoselle presentó ayer el Plan de Desarrollo Turístico 2020-2022 que pretende situar “a la capital” de Arribes como un destino de marca una vez puestos en valor y debidamente promocionados los múltiples recursos disponibles y actividades programadas para despertar interés por la villa y el entorno. “El turismo tiene sentido si permite generar riqueza en el territorio, empleo y desarrollo económico” expreso Raúl de Castro, uno de los artífices de un Plan que tiene como objetivo incrementar el número de turistas, afianzar las pernoctaciones para ocupar “las camas” disponibles en los alojamientos, romper la estacionalidad de solo fin de semana o unos meses de verano, y proporcionar actividades e ingredientes que tengan una repercusión en el dinamismo socioeconómico de la zona.

La disección del Plan, enmarcado en el Ciclo de Conferencias organizado para este mes de agosto, corrió a cargo de Pablo Garrido, profesor de Turismo y Comercio de la Universidad Complutense de Madrid, y fundador de “pueblosdesayago.com”, y de Raúl de Castro, con 20 años de experiencia en más de 200 proyectos de desarrollo turístico en países tan diferentes como España, Portugal, Alemania, Marruecos y México.

Si nosotros no nos queremos no vendrá nadie a solucionar absolutamente nada”. Con esta frase marcó los inicios Pablo Garrido, que remarcó la importancia de los sectores locales y de los residentes para sacar adelante el territorio. Un reto que, además, no podrá lograrlo la villa sin más. “Fermoselle por sí mismo no puede. Es muy complicado y necesitamos unión”. Es objetivo esencial conseguir “que Fermoselle sea un destino turístico de marca, que ahora no lo es, y lograr que el gasto medio diario por turista sea alto”. “Si vienen pocos y gastan poco se gana menos dinero. El turismo tiene que tener una repercusión económica en el territorio, tiene que generar algo, porque si vienen y se van a comer a Miranda….” manifestó. Reparó Garrido en que “nos visita gente de todo tipo: oportunistas, urbanos, gourmets…”, radiografió al visitante, “que realiza viajes relativamente cortos pero que viajan mucho más que antes”, y señaló que busca “experiencias, cosas personalizadas y le interesa la tranquilidad”. Calificó de “muy baja” la ocupación media” de ahí que consideró “pertinente que el Plan Turístico incluya actividades” para llenar de alicientes el destino. “El turismo crea empleo y evita el éxodo rural, diversifica la economía y aumenta el consumo de productos locales: queso, vino... Aprovecha instalaciones, como la Oficina de Turismo; no exige el abandono de la actividad tradicional y muchos tienen el turismo como un complemento, mejora la calidad de vida, se recaudan más impuesto y todo el mundo gana. Tenemos mucho que ofrecer y si nosotros no valoramos lo nuestro nadie lo va a hacer” remachó Garrido .

El turismo, precisó Raúl de Castro en su intervención, “se mide por el número de visitantes, el nivel de ocupación y los días que se quedan y el gasto medio, que en la zona es de unos 48 euros, bajo para un destino turístico”. Para De Castro “la principal razón es, quizá, que nos focalizamos en el concepto típico de turismo rural, entendido como las escapadas que hace la gente los fines de semana. Como si no hubiera que vivir también de lunes a viernes”. Resaltó que “debemos desarrollar turismo durante los 365 días del año y no cada fin de semana unas vacaciones”.

Hizo hincapié en “la gran estacionalidad turística que existe, tanto en número de visitantes como en número de pernoctaciones”. Se funciona moderadamente de julio y agosto, pero de mediados de septiembre hasta medidos de junio del año siguiente tenemos el problema. Casi se olvida tener turistas entre semana. El Plan, manifestó, “va en la dirección de conseguir incrementar el turismo a la vez que se consigue disminuir la estacionalidad”.

Para subir el turismo y afianzar las pernoctaciones aludió a los conceptos de excursionismo, motivación de visita y estrategia de comercialización. Turismo son personas que vienen, pero no todas tienen las mismas motivaciones, ni todas consumen la misma cantidad de recursos, ni se gastan la misma cantidad de dinero ni paran los mismos días. Las empresas de turismo son esenciales y son distintas. Un caso son los alojamientos y otros los restaurantes. Ambos son turismo, pero distintos, los alojamientos buscan que la gente duerma el mayor número de noches (Fermoselle unas 200 camas) y lo óptimo será que hubiera 200 personas llenan los alojamientos, pero los restaurantes buscan que haya la mayor cantidad posible de turistas. El excursionismo es la persona que viene de paso, a pasa el día. Vienen a comer, a realizar las rutas de bodegas. Hay que desarrollar ambos conceptos, que vengan tantos turistas como camas tenemos y el mayor número días para evitar la estacionalidad, y conseguir que venga gente a disfrutar de las distintas actividades, de distintos recursos turísticos, sin pernoctar, porque será la base económica de tiendas y demás.

El Plan en el que se trabaja, indicó De Castro, tiene tres líneas estratégicas: un modelo de destino para conseguir dimensionar la oferta turística y que vengan más turistas y que pasen las noches en Fermoselle; la corresponsabilidad público/privada es facilitar que a las empresas su actividad económica porque el turismo tiene sentido si genera empleo y riqueza; y competencias administrativas, que en materia de Turismo vemos que Ayuntamientos, diputaciones, Junta, Gobierno, Europa y encimas las oficinas de las embajadas tiene competencias de promoción. Hay que hablar con todas ellas.

Fermoselle “como capital de Arribes” será un concepto sobre el que se trabajará, y destacó valores como el Parque Natural de Arribes, ser Conjunto Histórico-Artístico, el enoturismo, la gastronomía y ser un destino transfronterizo que refuerzan el valor de marca “y que hay que vender”.

El alcalde del Fermoselle, José Manuel Pilo, considera el Plan de Desarrollo Turístico como como “algo integral, que tienen que ir en todos los órdenes, también en el desarrollo social, proporcionando un mayor bienestar a las persona, y del sector servicios, con mejores equipamientos. Reparó en las mejoras la atención sanitaria, la implantación de la fibra óptica que permite trabajar en Fermoselle como en Madrid.

El acto fue presentado por César Nieto, que ensalzó “el potencial” de Fermoselle.