Ch. S.

El Ayuntamiento de Tábara, cuya Corporación Municipal preside el alcalde socialista Antonio Juárez Nuñez, ante la escasez de agua en la época estival y de conformidad a la ordenanza reguladora puesta en vigor 25 de noviembre de 2008, ha prohibido “totalmente” su uso para fines que no sean los establecidos: “doméstico exclusivamente”. De esta manera queda prohibido el uso del agua de la red general de abastecimiento domiciliario para el riego de huertos y jardines jardines, aunque estén situados dentro del casco urbano, así como el lavado lavar coches, llenar las piscinas familiares y limpiar fachadas de las viviendas advirtiéndose desde el ayuntamiento, mediante bando de la Alcaldía, que “cualquier otro uso distinto es sancionable conforme a la ordenanza en vigor”.

La villa tabaresa es la segunda localidad más importante a nivel poblacional de la comarca natural de Aliste Tábara y Alba, sólo superada por Alcañices. En la actualidad cuenta con 746 empadronados (264 mujeres y 383 varones). No obstante en el mes de agosto la población cuando menos se duplica. De hecho los datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones publicas fijan su población estacional en alrededor de 2.000 personas. Solamente en el extranjero hay 133 tabareses mayores de 18 años de edad. Como en todos los pueblos este año a causa de la pandemia del coronavirus la llegada de emigrantes y visitantes ha sido aún mayor a otros veranos. Ello como es obvio trae también el aumento de consumo del agua por lo cual es necesario un buen uso de ella.