Peor de lo que se esperaba. El inicio de la media veda en buena parte de la provincia de Zamora -con la excepción de casi todos los pueblos de La Guareña y algunos de Tierra del Vino que salen hoy- ha estado por debajo de las expectativas. Si algunos cazadores ya no eran demasiado optimistas en este primer día de salida al campo, los resultados han sido peores. Como “desastrosa” ha llegado a calificar el inicio de la media veda el delegado provincial de Caza, José Antonio Prada, a juzgar por las impresiones recibidas de los cazadores que sacaron la escopeta en busca de la pieza más preciada, la codorniz.

“El cupo de 25 no se cubre ni entre todos” llegó a decir un cazado en todo jocoso pero muy expresivo. Porque hubo quien vio tres, pero mucho se fueron en blanco a casa. “En general ha sido peor de lo esperado, irregular pero sin grandes capturas” confirma Prada. La cosecha temprana y un corte “muy bajo” que deja sin defensas a la codorniz pueden ser causas de las bajas poblaciones avistadas en el día de ayer.

El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León expuso en declaraciones a Ical que “la cría de perdiz viene un poco peor que el año pasado”, aunque “se están viviendo unos últimos años buenos de la perdiz”, de modo que depositó su esperanza en que “las que han criado aguanten”, algo a lo que “ayuda que haya mucho girasol”.

En la provincia de Zamora hoy probarán suerte los cazadores de la comarca de La Guareña -excepto Fuentelapeña que comenzó ayer -que se estrenan en el inicio de la media veda. “La codorniz es un animal muy impredecible; puedes pensar que el año es flojo o no las has visto y de pronto te aparecen decenas de ellas en una tierra” apunta José Antonio Prada.