Los medios contraincendios tratan de extinguir desde primera hora de la tarde de este sábado un fuego originado en el término municipal de Lober de Aliste, perteneciente al municipio de Gallegos del Río, en Zamora. Según las primeras informaciones, el fuego se originó sobre las dos de la tarde de forma accidental y a esta hora el fuego continúa activo debido a las rachas de viento de componente oeste que complican las labores de extinción. 

Cerca de 200 efectivos han sido desplegados en la zona para tratar de atajar las llamas que han afectado a las localidades de Lober, Domez y Vegalatrave. Por parte de la Junta, los medios del operativo que están actuando son: tres técnicos, nueve agentes medioambientales, seis ELIF, cuatro helicópteros bombarderos, seis cuadrillas de tierra, cinco autobombas, el helicóptero de coordinación, cuatro helicópteros y ocho buldócer. Además, se ha establecido el Puesto de Mando Avanzado y se cuenta con el apoyo de dos hidroaviones, dos aviones de carga en tierra y una BRIF del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. También están participando en la extinción tres dotaciones de Bomberos de la Diputación de Zamora, 30 personas del Ministerio y tres dotaciones de Bomberos de la Diputación.

Además, como anunciaba pasadas las ocho de la tarde el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, se ha solicitado el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Hacia la zona se dirigen un total 72 efectivos. El contingente está formado por una sección con seis autobombas y una nodriza, una máquina empujadora, personal de apoyo en mantenimiento, una ambulancia y Policía Militar. El dispositivo que se ampliará durante la noche en caso de que fuera necesario. De igual modo, en Carbajales de Alba, sede de coordinación de todo el operativo, se ha habilitado el pabellón y has movilizado varios autobuses ante una hipotética evacuación de los vecinos de los pueblos afectados.

El incendio se ha originado a las 14.01 horas y la Junta de Castilla y León ha declarado el nivel 2 de peligrosidad a las 16.35 horas por el grave riesgo que suponía para la población y los bienes distintos a la naturaleza forestal, además de por la previsible duración de más de 12 horas.

Las llamas han llegado a cruzar hasta dos carreteras y pasadas las cuatro y media de la tarde han avanzado hasta el río Aliste. Durante toda la tarde, un espectacular despliegue se ha desplazado hasta la zona para frenar un incendio forestal que ha llegado a tener un frente de tres kilómetros. El fuego ha cruzado la ribera del río Aliste y ha avanzado ladera arriba hacia la zona de Vegalatrave, donde se ha concentrado el peligro a media tarde. Las llamas han afectado a varias naves ganaderas y también han calcinado una carroceta de la Junta de Castilla y León, aunque la superficie total quemada aún se desconoce.

Carroceta calcinada en el incendio originado en Lober de Aliste. Emilio Fraile

El momento de mayor tensión se ha vivido cuando las llamas se han acercado al pueblo de Domez, quedando a apenas 50 kilómetros; por fortuna cambió el viento y avanzaba hacia el río Aliste llegando a cruzar la ribera. El viento es el gran enemigo del primer gran incendio de este verano.