Un tractor actuando en las calles de la localidad alistana para prevenir contagios de coronavirus. | Chany

Chany Sebastián

Bercianos de Aliste, localidad ribereña perteneciente al municipio de San Vicente de la Cabeza, se ha convertido en la primera de la Zona Básica de Salud de Aliste con un caso de COVID-19 en agosto que, detectado el pasado lunes, ha desatado la preocupación y la alarma social. La noticia ha corrido como la pólvora tanto en el pueblo como en los alrededores: Rabanales, Fradellos, Flores, Valer de Aliste, Campogrande, Sarracín, Palazuelo de las Cuevas, Gallegos del Río, Las Torres, Villarino Cebal y Cabañas.

El caso positivo se ha detectado a una señora de la tercera edad, con alrededor de 80 años de edad, que reside habitualmente en el pueblo, junto con su marido. Aunque es una persona que no suele salir mucho a la calle, –ello reduciría los contactos directos–, el problema de posibles contagios a personas ajenas a la familia, está en que recibe habitualmente la ayuda domiciliaria, con lo cual podrían actuar como receptores y a la vez caso de contagiarse como transmisores las personas que acuden a prestársela. La familia también recibe la comida del comedor social.

Nada más conocerse el positivo la Consejería de Sanidad de la Junta comenzó a actuar y los rastreadores, tras hablar con la familia, comenzaron a rastrear a todas las personas que han tenido algún tipo de contacto directo e indirecto. Algunas de ellas eran emplazadas para hacerse la pruebas en la mañana de hoy. La preocupación es grande a a la espera de que todos vayan dando negativo.

El Ayuntamiento de San Vicente de la Cabeza, a las 11 de la mañana de ayer martes no había recibido comunicación oficial alguna por parte de las autoridades sanitarias, aunque el alcalde, Fernando González Rodríguez, es natural de Bercianos, la conocía y estaba a ya a la espera: “En nombre de la Corporación Municipal y de los vecinos, muestro mi apoyo total a la familia, con el deseo de que nuestra vecina se recupere pronto y poniéndonos a su disposición para lo que necesiten. En un pueblo pequeño somos como una gran familia y estamos para ayudarnos siempre y en lo que sea necesario”.

El Ayuntamiento de San Vicente, asevera el alcalde Fernando González, “estamos esperando que las autoridades sanitarias nos comuniquen los protocolos a seguir y en todo momento vamos a poner todos los medios que disponemos para lo que haga falta” a la vez que agradece la colaboración vecinal. “Nuestros vecinos de todas las edades, tanto los niños, como adolescentes, jóvenes y mayores, están teniendo una aptitud ejemplar durante toda la crisis sanitaria global del coronavirus y durante el estado de alarma. Ahora, en estos días, desde que su uso es obligatorio, todo el mundo lleva la mascarilla y se mantiene las distancias sociales como marca la normativa”.

El Ayuntamiento de San Vicente de la Cabeza (Palazuelo de las Cuevas, Bercianos de Aliste y Campogrande) no ha bajado la guardia en ningún momento desde el inicio del Estado de Alarma y como se ha venido haciendo habitualmente, se han desinfectado otra vez todas las calles de los cuatro pueblos, la última vez en la tarde del pasado lunes, ya conocido el caso positivo de COVID-19, con el tractor que posee el consistorio y se seguirá los próximos días. Así mismo ha donado mascarillas a todos los vecinos residentes, como a las trabajadoras del comedor social de la tercera edad.

RABANALES, RIOFRÍO Y GALLEGOS PIDEN QUE SE REANUDE LA DESINFECCIÓN

Hace una semana se procedió a la limpieza general y a la desinfección de todos los contenedores de la recogida de basuras del municipio que realiza la Mancomunidad “Tierras de Aliste”. La tarea fue realizada por los operarios municipales “que están desarrollando una magnifica labor”. Así lo afirman los vecinos, ayudados, dado lo complejo de la acción, por el propio alcalde Fernando González Rodríguez (Bercianos), Santos Vaquero Vaquero (San Vicente de la Cabeza) y Celestino Blanco Garrido (Palazuelo de las Cuevas).

En caso de Bercianos ha desatado la preocupación en los cuatro municipios colindantes con el de San Vicente de la Cabeza y sus vecinos pedían ayer a los alcaldes que se retomen las labores de desinfección de las calles, plazas y contenedores de la basura en los ayuntamientos de Gallegos del Río (Valer de Aliste, Flores, Tolilla, Domez de Alba, Lober, Puercas y Flores), Rabanales (Fradellos, Grisuela, Matellanes, Mellanes y Ufones), Riofrío (Sarracín, Abejera de Tábara y Cabañas) y Mahíde (Las Torres, Pobladura, San Pedro de las Herrerías y Boya).

En muchos de estos pueblos con la llegada de agosto se ha duplicado la población y es inevitable cruzarse por la calle con lo cual se está intensificando el uso de las mascarillas y las distancias sociales. Algo que la mayoría de pueblos llevan a rajatabla. Quienes eran reacios a usar las mascarillas la final, muchos tras recibir las reprimendas de los que si las utilizan, han tenido que asumir su uso. En muchos pueblos los alcaldes han editado bandos recordando la obligación de mascarilla.

Ante el riesgo de contagios se pide a las autoridades que se incremente la presencia de la Guardia Civil en todos los pueblos, con rutas continuas, durante el día para garantizar que se cumple con el uso obligatorio de la mascarilla, y por la noche “para evitar los botellones que se están convirtiendo en algo demasiado habitual cuando cierran los bares”. En muchos pueblos los niños y adolescentes de hasta 15 años están dando un ejemplo sobre el uso de la mascarilla incluso cuando se reúnen en las calles y plazas para jugar o pasar el rato con su móviles.

En el polo opuesto las quejas vecinales van en aumento en algunos pueblos donde durante las últimas madrugadas se han producido actos vandálicos. La comarca cuenta con un alto índice de población de la tercera edad y por tanto de alto riesgo por lo cual se pide, hay unanimidad entre autoridades y vecinos, actuar con la máxima responsabilidad.