02 de junio de 2020
02.06.2020
La Opinión de Zamora

Dolor por la muerte de Mariluz Alonso, brillante doctora de Quintanilla del Olmo, a los 52 años

El pueblo zamorano evoca la extraordinaria trayectoria de una de sus hijas, María Luz Alonso Álvarez, fallecida a los 52 años durante el estado de alarma

01.06.2020 | 23:24
La doctora María Luz Alonso Álvarez.

"Solo pretendíamos poner en valor a Mariluz y que no se olvide su labor". El pueblo de Quintanilla del Olmo ha querido rendir un sencillo y sentido homenaje a una de sus hijas, la doctora María Luz Alonso Álvarez, que a los 52 años fallecía tras una larga enfermedad. La triste pérdida de esta brillante profesional durante el estado de alarma ha impedido una despedida rodeada del calor de la familia, amigos, compañeros y los vecinos de este pequeño pueblo terracampino que han desahogado su pena con cariñosos mensajes en la página de Facebook de Quintanilla del Olmo.

Era el pueblo que la vio crecer, donde pasó la adolescencia junto a sus amigos y amigas con los que compartió juegos y pupitre en el colegio de Villalpando. Durante su etapa universitaria Mariluz siempre volvía los fines de semana y en verano junto a sus padres y hermanos. Hasta que se hizo médico, especialista en Neumología, y su carrera profesional le llevó por destinos que le distanciaron de Quintanilla, aunque sin perder nunca el apego a sus raíces.

Ahora los suyos han correspondido con un recuerdo que es algo más. Todos sabían de la carrera de Mariluz, doctorada en Medicina por la Universidad de Valladolid en 2002, lo que ha sido una auténtica sorpresa para sus paisanos de Quintanilla del Olmo es la brillante trayectoria profesional de esta neumóloga y coordinadora de la Unidad Multidisciplinar de Sueño y Ventilación del Hospital Universitario de Burgos.

Y todo porque José Manuel Fernández, administrador del Facebook de Quintanilla del Olmo, quiso acompañar el homenaje con los méritos laborales de la doctora Alonso. "Muchas veces conocemos a las personas, pero no sabemos lo bueno que hacen y Mariluz nunca se dio importancia, era muy discreta, por eso cuando falleció se me ocurrió buscar documentación para que todo el mundo supiera quién era". El resultado de esas indagaciones descubre a una brillante profesional sanitaria, una activa investigadora en la ciencia del sueño que deja "una huella imborrable" como se reconoce desde la Sociedad Española de Sueño (SES), el máximo exponente para el desarrollo de la investigación e impulso de la Medicina del Sueño en España.

Cuando no tocaba, en el cenit de su carrera profesional, la enfermedad quebró la vida de María Luz Alonso. 52 años de trabajo y esfuerzo que le valieron un envidiable curriculum como especialista en Neumología, experta en Medicina del Sueño, Profesora de Honor en la Universidad de Valladolid, miembro de la red de investigación del Instituto de Salud Carlos III, con estancias formativas en las Universidades de Stanford y Chicago, miembro del Grupo de Trabajo Europeo para el diagnóstico y tratamiento de niños con problemas respiratorios durante el sueño, asesor experto en Pautas sobre los Trastornos del Sueño en la Infancia y la Adolescencia en Atención Primaria del Ministerio de Salud, Política Social e Igualdad y miembro del Grupo de Expertos sobre Unidades del Sueño del Ministerio de Sanidad.

"Tuvo el genio de investigar en un terreno que no estaba "de moda", el de los niños, intuyendo lo grave de las consecuencias de las apneas en ellos" expresa Antonio Jiménez, quien fuera jefe de la Sección de Neumología y Director Médico en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander. Esa fue la especialidad de la doctora Alonso, el síndrome de apnea durante el sueño en niños, lo que le valió una beca de investigación de la Junta de Castilla y León. Desde su puesto en la Unidad del Sueño del Complejo Asistencial de Burgos, María Luz Alonso investigó durante tres años la evolución de la apnea del sueño en menores, un trastorno respiratorio que puede provocar un gran impacto en la salud infantil.

Según los estudios que la doctora zamorana había realizado previamente, las consecuencias de este trastorno en la población infantil son múltiples y no sólo afectan a nivel físico sino que también ocasionan problemas cognitivos, de rendimiento escolar, de irritabilidad e, incluso, conductas agresivas. Además, se ha comprobado la relación directa de las apneas del sueño con la obesidad. Además, las investigaciones médicas en este campo le valieron a la neumóloga del Hospital Universitario de Burgos el reconocimiento de la Fundación Burgos para la Investigación de la Salud.

Una zamorana en la vanguardia de la investigación que es el orgullo de sus paisanos del pequeño pueblo situado en el corazón de la Tierra de Campos. Una eminencia, muy grande, una gran persona, un honor haberla conocido, excelente profesional, muy orgullosos de su labor. Una pena que se fuera tan pronto. Son sentimientos expresados por los vecinos y amigos de Mariluz Alonso Álvarez, la brillante doctora del sueño que ya forma parte de la historia de Quintanilla del Olmo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags