El Ayuntamiento de Fuentesaúco ha retirado los árboles y ramas de la zona recreativa El Cuaiz, que cayeron los primeros días del mes de marzo por grandes rachas de viento. Un camión grúa contratado por el Ayuntamiento ha recogido la leña y los grandes troncos de chopos que fueron arrancados de cuajo debido al temporal.

Las lluvias persistentes caídas a lo largo de los meses de marzo y abril habían impedido la entrada de la maquinaria en esta zona verde, uno de los puntos de referencia para el esparcimiento de los saucanos.

El siguiente paso será el encargo de un estudio sobre el estado de los chopos que ocupan el espacio recreativo. Los episodios de viento han evidenciado la mala salud de algunos de los árboles, hasta el punto de poner en peligro la integridad de las personas. Las rachas de viento de principios de marzo llegaron a arrancar un enorme chopo que cayó sobre la caseta que se utiliza como almacén de material, provocando importantes destrozos.

El estudio sobre la salud de la arboleda servirá de base para "sanear el espacio, hacer una limpia y retirar los árboles que corran peligro para evitar males mayores y garantizar la seguridad de las personas" confirma el alcalde saucano, Eduardo Folgado.

Una vez que se limpie la zona tras los destrozos provocados por el viento, El Cuaiz se reabrirá para el disfrute de los vecinos, siempre que las condiciones del Estado de Alarma decretado por la pandemia lo permitan. "Estaremos atentos y si aparecen episodios de viento se volvería a cerrar en prevención de accidentes" precisa el alcalde. La idea del Ayuntamiento es sanear esta zona recreativa a lo largo del verano cuando también se cortará el césped y se reconstruirá la caseta de almacenaje derribada por un chopo.