05 de abril de 2020
05.04.2020
La Opinión de Zamora
Tierra del Vino

DJ Fausto: desinfectando de día, pinchando de noche

El joven villaralbino se vuelca en las tareas de limpieza del pueblo y anima cada tarde a los vecinos con música

05.04.2020 | 09:36
Fausto, a la izquierda desinfectando las calles de Villaralbo. A la derecha, pinchando en su garaje.

Cada día a las ocho de la tarde, levanta la trasera de su garaje y comienza la fiesta. Para muchos vecinos de Villaralbo, es el "mejor momento del día". Álvaro Figal Pelayo, más conocido como Fausto, ameniza cada tarde el confinamiento provocado por la crisis sanitaria del coronavirus regalando su música y su vitalidad para todo el pueblo en una sesión DJ.

Animado por su amigo Boris, el primer martes de cuarentena sacó su equipo en el garaje y se puso a pinchar. "Al principio ponía la música baja por si acaso a la gente le molestaba, pero ahora me piden que la suba".

Lo cierto es que comenzó a poner música con el sencillo objetivo de no perder la costumbre y así entretener al vecindario, pero todo lo que se ha creado a su alrededor es mucho más bonito de lo que jamás hubiera podido imaginar.

Cada día, los vecinos de la urbanización conocida popularmente como "Pin y Pon" se suman al aplauso de las ocho en agradecimiento a todos aquellos que durante estos días no dejan de trabajar en la lucha contra el coronavirus. Cada día el sonoro agradecimiento va dedicado a un sector diferente.

Después del aplauso, llega el momento de las felicitaciones. "Me escriben por WhatsApp para pedirme que felicite los cumpleaños de la gente y dedique canciones por el micrófono. Me consta que la gente se ha emocionado y llorado, por ejemplo el otro día cuando puse la canción "Sobreviviré" de Mónica Naranjo. Es increíble el círculo sentimental que puede generar la música y más en momentos tan difíciles", expresa.

Además de los aplausos y las dedicatorias, también hay hueco para los bingos. Pero lo fundamental es la música. "Normalmente yo pongo comercial y tecno house pero he variado el repertorio para los pequeños y mayores, con rumbas, pasodobles y todo lo que me pidan". Así, los temas van desde la "Tusa" de Karol G y Nicki Minaj hasta el "Viva España" de Manolo Escobar pasando por el "makinero" éxito de los años noventa "Flying Free" de Pont Aeri.

El sonido no se escucha por igual en todas las partes del pueblo y todos los días, todo va en función del viento. Pero para quienes no lo pueden escuchar en vivo, lo pueden seguir en directo a través de las retransmisiones que hace en su perfil de Facebook

Al principio, las sesiones duraban media hora y ahora pincha durante una hora. Empezó de noche con las luces discotequeras y ahora lo hace de día tras el cambio de hora para adaptarnos al horario de un verano incierto. "Ahora nos ponemos cara, muchos vecinos ni nos conocíamos", admite.

Algunos aprovechan la hora de música antes de la cena para hacer ejercicio en su patio particular o para salir a la puerta de casa y "echar un parlao" desde la distancia, cada uno en su parcela. Todos agradecen el ratito de música brindado de forma desinteresada por Fausto y así se lo han hecho saber a través de pancartas con mensajes de agradecimiento en sus fachadas con mensajes como este: "Un día más es un día menos, gracias Fausto". Hasta un día hicieron una colecta vecinal y le encargaron la cena: unas pizzas y unas cervezas. "Con mucho cariño de todos tus vecinos", le escribieron.

Pero su labor no queda ahí. Álvaro Figal es uno de los voluntarios que durante estos días arrima el hombro para ayudar en las tareas de desinfección de las calles del pueblo. Pulverizador en mano, los lunes y los miércoles recorre junto a otros villaralbinos las residencias, los bancos, las tiendas de alimentación, el médico y la farmacia, entre otros espacios, para tratar de evitar la propagación del virus.

Un pueblo entregado a la solidaridad


Así, Fausto se suma a los agricultores, efectivos de Protección Civil, dependientes y personal sanitario, entre otros profesionales, que durante estos días no dejan de trabajar para luchar contra el coronavirus. Además, en el pueblo han surgido diversas iniciativas solidarias. Una quincena de personas aficionadas a la costura confecciona mascarillas, la empresa local Graniarte ha parado su producción para comenzar a hacer pantallas protectoras de metacrilato, la instructora de zumba Conchi Álvarez imparte clases online y la maquilladora Lavinia Pedrosa también ofrece directos con trucos de belleza y maquillaje de forma gratuita a través de su cuenta de Instagram (@lavyntagemakeup). Todo un derroche de solidaridad que enorgullece. "Ver a la gente así de unida me emociona", confiesa Fausto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags