27 de enero de 2020
27.01.2020
Sayago

Fermoselle regala un festín a las aves

La Casa del Parque "Convento de San Francisco' programa una actividad para alimentar a los pájaros en unas fechas de escasez de frutos Los participantes disfrutan con la observación de las aves

26.01.2020 | 19:48

Los pajarillos que alegran la vida prácticamente todo el año en los ámbitos de la Casa del Parque de Arribes, "Convento de San Francisco", de Fermoselle, vivieron ayer un domingo festivo que les colmó de lleno al encontrarse con "bombas de semillas" de máxima calidad diseminadas por el jardín del Centro de Interpretación.

La aportación alimenticia, elaborada con verdaderos manjares para la ocasión, fue elaborada por un grupo de niños y niñas, arropados por padres y personal de la Casa del Parque, que celebraron con este solidario gesto el Día Mundial de la Educación Ambiental.

En el taller, programado para ayudar a los pájaros a nutrirse en unas fechas invernales nada propicias para las pequeñas aves, tomaron parte unas 25 personas, entre padres y niños. Procedían de la comarca de Sayago, de Zamora capital y de León; y nada más conocer el espíritu de la iniciativa concebida en Fermoselle se implicaron de pleno en una colaboración tan beneficiosa para las aves.

Primeramente se elaboraron los rollos y las bolas de comida, "como si fuera un masterchef", y se hicieron menús de migas de pan, magdalenas, manzanas, almendras, avellanas, nueces, uvas pasas, manteca de cerdo y miel; además de semillas secas, trigo y otros cereales que enloquecen a los pájaros. Productos de la Tierra de Tierra a los que se le va la vista de cualquier pájaro que vuela buscándose la vida.

Luego los platos fueron colocados por los árboles y por diversos puntos del jardín botánico,perfectamente accesibles, y se completó la actuación con la observación de los pájaros, que rápidamente se percataron el festín y se autosirvieron a gusto, lo que permitió a los niños y niñas contemplarlos con detalle y cercanía. Para mantener su privacidad y no molestarlos se atisbó el resultado desde el interior de la Casa del Parque, mediante prismáticos y el teleobjetivo.

A la excelente comida acudieron aves que alegran cada día la vida en el medio rural, como carboneros comunes, petirrojos, colirrojos tizones, herrerillos y, como no, los avispados gorriones. La felicidad que irradiaban los comensales ante semejante hallazgo emocionó a los niños, que vivieron una experiencia inolvidable. Fueron conscientes de la importancia que tiene alimentar a unos seres dignos de mostrarse en la naturaleza en unos momentos de escasez y de dificultad por la ausencia de frutos y cultivos en los campos.

La Casa del Parque de Fermoselle añade así otro reconocimiento y un nuevo mérito medioambiental a su intensa trayectoria de aleccionadoras iniciativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags