13 de noviembre de 2019
13.11.2019

El PP gana en 8 comarcas de Zamora y el PSOE en Pan, Vino, Toro y La Guareña

Aliste y Sayago, las zonas que más apoyan a los populares El vuelco en Los Valles, clave en la victoria conservadora El noroeste sigue apostando por el bipartidismo

12.11.2019 | 22:53
El PP gana en 8 comarcas de Zamora y el PSOE en Pan, Vino, Toro y La Guareña.

Solo una de las 12 comarcas de Zamora cambió de color político entre el 28 de abril y el 10 de noviembre, concretamente la de Los Valles, que pasó del rojo al azul por un estrecho margen y a pesar de que la ciudad de Benavente siguió apoyando a los socialistas. En el centro y sudeste de la provincia –Tierra del Pan, Tierra del Vino, Toro y su Alfoz y La Guareña– el PSOE resiste como primera fuerza y todas las demás comarcas siguen siendo eminentemente populares. Aparentemente pocos cambios que, sin embargo, fueron suficientes para que el conjunto de Zamora pasara de ser socialista a popular en la repetición de las elecciones.

En Tierra del Vino. El PSOE retiene la comarca del Vino, apoyándose especialmente en los municipios más grandes, que votan socialista. Morales del Vino, Villaralbo y Moraleja, pese a tener las tres alcaldías populares, se mantienen como feudos socialistas en las generales y Corrales del Vino, que en abril también se había unido a la misma corriente, deja un empate entre socialistas y populares. Pese a que crece el PP en la gran mayoría de los pueblos, el auge de la ultraderecha divide el voto y permite que el PSOE mantenga 12 de los municipios de la comarca por los 9 con los que se queda el PP, y Cuelgamures que eligió la opción de Vox.

En Tierra del Pan. Zamora capital marca inexorablemente el devenir del voto en Tierra del Pan y la capital ha otorgado su confianza al PSOE. Sin embargo, obviando los resultados en la ciudad, el conjunto de Tierra del Pan también ha preferido la opción de izquierdas. Los dos municipios de mayor tamaño, Coreses y Monfarracinos, le han otorgado la victoria al PSOE, recuperando así Monfarracinos que en abril había visto un empate. Roales es la excepción al bipartidismo en Pan al cambiar del naranja de Ciudadanos en abril, al verde de Vox en los últimos comicios. Pan conserva, además, uno de los feudos históricos del PSOE ya que en Torres del Carrizal los socialistas obtuvieron más del 50% de los sufragios.

En Sayago. Una de las comarcas más conservadoras de la provincia, donde el PSOE está más débil y tiene no muy lejos en número de votos a Vox. La formación de ultraderecha, de hecho, logra adelantar al PSOE en Roales, Salce y Luelmo, y al PP en Alfaraz. Este es el segundo mayor granero de votos de los populares tras la comarca de Aliste. A pesar de ello, los socialistas se mantienen como primera fuerza en Alfaraz, Almeida, Argañín, Moraleja de Sayago, Torregamones y Villardiegua, y empatan con el PP en Mayalde.

En Aliste. Sin duda la zona en la que el PP obtiene su mejor resultado. Vence en los 15 municipios –en abril el PSOE pudo defender uno, Pino del Oro–, el número de votos al PP dobla al del PSOE, con Rabanales como punta de lanza, ya que allí los populares alcanzan el 60% de apoyos. Además, Vox adelanta a los socialistas en Samir y se coloca como segunda fuerza.

En Tierra de Alba. El Partido Popular ha recuperado la cabecera de la comarca y Carbajales de Alba pasa de socialista a popular. Sin embargo, la tónica dominante en estos comicios es el ligero acercamiento de los socialistas a los populares, recortando diferencias en municipios que habitualmente son feudos del PP. En Losacino, Manzanal del Barco y Vegalatrave los populares perdieron apoyos, cosa que también pasó en Losacio y Santa Eufemia donde ya había ganado el PSOE en abril y ahora aplía su ventaja. Vox, que en abril ya igualó con el PSOE en Vegalatrave, se queda ahora como la segunda fuerza política.

En Tierra de Tábara. Dominio claro del PP, que dobla su diferencia con el PSOE respecto a los anteriores comicios. En abril, PP y PSOE ganaban en tres municipios cada uno, y ahora los populares vencen en cinco al recuperar Faramontanos y Moreruela. Pozuelo se mantiene como único feudo de izquierdas. Vox queda relegado a la tercera o cuarta posición en todas las mesas.

En Sanabria. Una de las comarcas que apuestan por el PP, aunque con una excepción, la Alta Sanabria vuelve a votar socialista, con 191 sufragios frente a los 160 que cosecha el PP entre los cuatro ayuntamientos de la subcomarca. El PSOE logra el 57% del voto en Pías y vuelve a ganar en Lubián, además logra el cambio en Hermisende, que en abril fue del PP, pero pierde Porto. En la Baja Sanabria los de Pedro Sánchez solamente ganan en La Puebla, aunque aquí los populares recortan notablemente su diferencia con los socialistas, un auge que les permite ampliar ligeramente su ventaja en el conjunto de la comarca. Vox se queda muy lejos del segundo puesto, algo que también sucede en La Carballeda, en Tábara o en Aliste. En general, Vox es más débil en las comarcas donde el PP se conserva fuerte.

En La Carballeda. El trasvase de los votos de Ciudadanos a Vox, para convertirse en la tercera fuerza política, ha sido lo más relevante de los comicios en La Carballeda donde apenas hubo variación en la distancia que el PP logró en abril respecto al PSOE. Pese a ello, Justel, Manzanal de Arriba y Manzanal de los Infantes pasan ahora a ser socialistas mientras que Molezuelas ha elegido esta vez a los populares.

En Los Valles. Los pueblos de la comarca apuestan claramente por el PP, que mejora su resultado en varios municipios hasta conseguir cambiar de color una comarca que en el 28-A votó socialista. El PSOE se mantiene como primera fuerza en Benavente y en varios de los municipios más cercanos a esta ciudad, y conserva algún que otro municipio como Santa Croya de Tera, donde alcanzó el 55% de los sufragios.

En Tierra de Campos. La ultraderecha se hace un hueco importante en Tierra de Campos, siendo la opción más votada en Cotanes y la segunda opción en Prado, Villarrín y Villar de Fallaves. Precisamente este último municipio es el que da al PP su mejor resultado en Zamora, con un 75% de los votos. El PSOE, que logra en Pobladura de Valderaduey su mejor resultado con un 62%, mantiene nueve de los 30 municipios.

En Toro y su Alfoz. El PSOE va en retroceso en el alfoz toresano, donde en abril obtenía una victoria clara. Ahora pierde cuatro municipios y el PP logra dos votos más que los socialistas. Sin embargo, la victoria del PSOE en Toro decanta la balanza en el conjunto de la comarca hacia la izquierda. Vox queda segundo tras el PSOE en Bustillo del Oro, Valdefijnas y Vilallonso.

En La Guareña. El PP recupera tres municipios de la comarca: El Maderal, El Pego y Vadillo pero La Guareña sigue siendo socialistas aunque en estos comicios lo son con menor ventaja. El PSOE se queda con 8 de las 15 localidades y con Fuentesaúco, la cabecera. Sin embargo, pese a la dinámica negativa de los socialistas, en San Miguel de la Ribera se amplía la ventaja de la izquierda y alcanzan el 62% de los votos. El aumento de los votos del PP en La Guareña ha frenado el auge de Vox, aunque la ultraderecha se convierte en la tercera opción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags