En los primeros minutos de apertura del Centro del Lobo Felix Rodríguez de la Fuente han entrado casi un centenar de personas para poder conocer a Sanabria, Tera, Mancha y Llagu, los cuatro cachorros de Oscura y Atila.

Desde los miradores de los Chiviteros y el Tenadón, los más afortunados han podido ver a alguno de los cachorros, que por primera vez interactúan con el público. Los cuatro lobeznos van a cumplir 4 meses en los próximos días y pesan 15 kilos.

Como curiosidad, Los Lobos de Boom han visitado el centro y conocido a los lobos de Robledo.