13 de agosto de 2019
13.08.2019

Autorizada la muerte de 25 codornices por cazador y día, "que no hay ni en el término"

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente publica la orden de cupos cuatro jornadas antes del inicio de la media veda y la limitada solo a las especies migratorias

12.08.2019 | 19:37
Perdices abatidas en una jornada de caza en Santa Eulalia de Rionegro.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha publicado la orden por la que establece "medidas de protección" para las especies migratorias cazables, aunque mantiene inalterables los cupos de la temporada pasada que, en casos como la codorniz, resultan más que excesivos para Zamora.

La Junta de Castilla y León hace caso omiso, en lo tocante a la tórtola, a la advertencias de declive lanzadas por conservacionistas e incluso por la Comisión Europea, que exige una mejora de hábitat favorable a la especie. Al mismo tiempo, deja en manos de los cazadores la posibilidad de abstenerse de matar aves emigrantes porque, en lo referente de la codorniz, el cupo de 25 ejemplares por cazador y día resulta impensable porque "no lo hay en muchos de los términos", por decirlo con palabras de cazadores de La Guareña y también de Sayago.

La Consejería que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones resuelve que el número máximo de piezas a cobrar por cazador y día sea de 25 para la codorniz, de 4 para la tórtola común, de 3 para la becada, de 4 para el avefría y de 3 para las agachadizas.

Es el mismo cupo fijado para la temporada pasada, de modo que la Junta de Castilla y León no modifica en nada las medidas de protección.

En la motivación, la Consejería expone que, "entendiendo que las especies migratorias transnacionales merecen una especial atención para mantener el adecuado el estado de conservación de sus poblaciones, resulta razonable regular la presión de caza sobre las mismas de forma complementaria a lo ya establecido en la normativa cinegética en vigor, especialmente mediante la determinación de un cupo diario por cazador para la cordorniz ( Coturnix coturnix), la tórtola común o europea ( Streptopelia turtur), la becada ( Scolopax rusticola), la agachadiza común ( Gallinago gallinago) y la agachadiza chica ( Lymnocryptes minimus).

Es una orden "de mínimos", ceñida a las especies emigrantes, publicada con cierto retraso y casi al punto de iniciarse la temporada de caza de la media veda, que dará comienzo el próximo jueves.

Aunque contra la presente orden, que pone fin a la vía administrativa, podrá interponerse, potestativamente, recurso de reposición ante este mismo órgano en el plazo de un mes, al ser agosto inhábil en los Juzgado, los efectos de los recursos tendrán lugar con la campaña prácticamente cumplida. Es de resaltar que las organizaciones conservacionistas llevan meses reclamando una moratoria de caza para la tórtola por el descenso poblacional que sufre la especie, y que varias comunidades españolas han adoptado la decisión de sacarla de las especies cinegéticas.

Fuentes del sector de la caza de La Guareña ponen de manifiesto que "ni siquiera 25 cordornices hay en muchos términos", y subrayan que "la agricultura moderna está acabando con la caza porque se cosecha pronto, se hacen los paquetes por la noche y todo queda como un desierto". Apunta que los cazadores no quieren denunciar a los agricultores porque son los dueños de las fincas y debe ser la Junta de Castilla y León quien tome medidas que, en casos, pueden tener relación con la PAC.

La Federación de Caza de Castilla y León recomendó que "para afrontar con éxito y sin sobresaltos estas jornadas de caza, lo primero es conocer el estado del campo para adecuar la práctica cinegética a las circunstancias de las especies, que es difícil de generalizar en una región con tan diversas zonas geográficas". Apuntó que "la entrada de codorniz ha sido bastante buena pero la sequía y la mala cosecha, unida a las prácticas agrícolas que, en general, no favorecen a la fauna por la recolección en verde y por la cosecha y recogida inmediata de la paja en el cereal, han dejado sin opciones de refugio a la avifauna. Esta circunstancia se da fundamentalmente en la zona sur de la comunidad".

El sector de la caza justifica estos montantes de cordorniz en que es una especie que, en algunos cotos de las provincias como Burgos y Palencia, es una fuente importante de ingresos "por la venta de tarjetas"; en cuanto a la tórtola porque temen que si desaparece del listado de cazables no regrese y pierdan una especie más en punto de mira. En la temporada 2017-18 en Zamora se abatieron 29.151 codornices (423.339 en la región) y 6.592 tórtolas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción
Ocho del 98 Cada domingo un libro, colección orientada al público infantil y juvenil homenaje a la generación del 98 Ver Promoción
Animales en peligro de extinción Cada sábado una reproducción pintada a mano de las especies más amenazadas. Ver Promoción

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags