21 de julio de 2019
21.07.2019
Tierra del Vino

El calor amansa a los astados

La vaca y el toro del encierro urbano de Moraleja buscaron la sombra al poco de salir y perdieron pronto la bravura en la campa ante la sofocante temperatura

20.07.2019 | 22:56
El calor amansa a los astados

El calor fue el gran enemigo del primer encierro urbano de Moraleja del Vino, lo que ahuyentó a algunos aficionados taurinos que decidieron quedarse en casa y que hizo que perdieran bravura el toro y la vaca demasiado pronto pese a que permitieron ver buenos cortes de los jóvenes moralejanos en los primeros compases de la tarde.

Hoy tendrán una nueva oportunidad los aficionados con el encierro de dos vacas y un toro a partir de las 11.00 horas, aunque las temperaturas que se esperan para esas horas, superiores a los 25 grados, podrían hacer que se repita la misma situación del primer encierro y que los astados busquen la sombra después de las primeras carreras.

El público se dividió para el primer encierro entre los que quisieron verlo en la plaza de toros portátil y quienes fueron a la campa, lugar en el que los astados pasaron más tiempo y donde se pudieron ver los mejores cortes a campo abierto.

La vaca salió con mucha fuerza y dejó unas buenas carreras en los primeros minutos antes de buscar el centro de la campa donde no hacía mucho caso de las llamadas de los jóvenes de Moraleja del Vino.

Tras varios minutos en los que el público aplaudió las acciones de los cortadores, la vaca volvió a la calle que daba acceso a la plaza de toros y fue recogida para dar salida al toro.

El astado, con mucho trapío, salió con bravura buscando los vallados donde era citado por los aficionados. En la primera arrancada y tras un buen corte, un aficionado tuvo que salir al corte de otro cuando era perseguido por el toro que daba mucho juego en sus primeras apariciones. El toro buscó la sombra junto a las vallas e intentó moverlas buscando una salida en la campa e incluso lleg´´o a echarse a la sombra tras varias carreras, protegiéndose de un calor que también afectaba a los aficionados.

Pese al auge que ha cogido el encierro de Moraleja del Vino, el del sábado tuvo menos repercusión y la mayoría del vallado estaba vacío, a excepción del cubo central donde se dieron cita varios aficionados para vivir de cerca el encierro. La mayoría, especialmente entre astado y astado, buscaban la sombra e incluso se acercaban al bar, para paliar la sed y el calor.

Además del encierro urbano por la mañana, la jornada de hoy se completa con el encierro infantil que tendrá lugar a las 19.00 horas y la discomóvil Alefran que cerrará la noche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags