17 de julio de 2019
17.07.2019
Sanabria-Carballeda

La primera granja de avestruces en Requejo cuenta, de momento, con dos ejemplares

Dos socios adquirieron hace un año dos ejemplares para producir huevos

16.07.2019 | 21:14
Carlos Da Silva con las avestruces en la finca.

En el censo de variedades de ganado doméstico de la comarca de Sanabria hay que agregar, a mayores, dos ejemplares de Strutio camelus, más conocidos por su nombre común: avestruces. Dos ejemplares de esta especie residen desde hace un año en Requejo de Sanabria. Sus propietarios son Carlos Da Silva y Gilberto Duarte, dos amigos y socios, decidieron adquirir dos polluelos de avestruz por Internet al precio de 100 euros cada ejemplar.

Eran dos crías con dos semanas de edad y poco más de 25 centímetros de altura y casi un kilo de peso. Sus nombres de pila son Marcos y Manuela, aunque habrá que hacer un cambio porque las dos crías son hembras. Lo que esperaban a la vuelta de correo era una pareja, un macho y una hembra. El jardín de casa se quedó pequeño y hubo que acondicionar una finca lo suficientemente amplia para que las dos aves corran generosamente.

El avestruz doméstico es un cruce entre dos subespecies menos agresivas que sus parientes de África que permiten su manejo como especies ganaderas, destinadas a la producción de carne, huevos y plumas, que se adapta bien a diferentes climas. Pese a que son menos agresivas sí es conveniente tomar precauciones para entrar en el mismo recinto, aunque demuestran docilidad al comer hierba de la mano de uno de sus cuidadores. Rápidamente salen al encuentro abandonando las sombras de la finca, en cuanto ven movimiento junto a la verja que rodea la finca.

Bien alimentadas

Un año después miden cerca de dos metros, lucen el plumaje grisáceo de las hembras y llegarán a pesar los 100 kilos. Todavía no han adquirido la madurez reproductora, que llega a los tres años de edad. El objetivo de estos dos socios era tener la pareja para producir huevos pero "tardan casi tres años en hacer la primera puesta". Un huevo de avestruz puede llegar a pesar los dos kilos y equivale a dos docenas de huevos de gallina.

Llama la atención el tamaño del cuerpo, su pequeña cabeza y dos grandes ojos brillantes que no pierden de vista a conocidos y visitantes. Estas aves están bien alimentadas, comen a cuerpo de restaurante, y tienen espacio suficiente para correr, ya que no vuelan pese a la envergadura de sus alas.

La falta de tiempo y motivos laborales obligan, particularmente a Carlos Da Silva, a plantear vender al menos uno de los ejemplares a corto plazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción
Ocho del 98 Cada domingo un libro, colección orientada al público infantil y juvenil homenaje a la generación del 98 Ver Promoción
Animales en peligro de extinción Cada sábado una reproducción pintada a mano de las especies más amenazadas. Ver Promoción

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags