06 de julio de 2019
06.07.2019
Tierra de Campos

Fallece en un accidente entre Cañizo y Castronuevo el hostelero Antonio Olivar

El vehículo que conducía el industrial, de 53 años, colisionó frontalmente contra otro coche cuya conductora, de 26, se encuentra en estado grave

05.07.2019 | 21:51
Antonio Olivar en la presentación de un evento en el Riego.

Zamora amanecía ayer consternada al conocer la identidad del hombre que falleció en la noche del jueves en el fatídico siniestro que tuvo lugar entre Cañizo y Castronuevo de los Arcos. Se trataba de Antonio Olivar Freire, muy conocido en toda la ciudad por haber regentado la pastelería Olifrey, en la céntrica calle del Riego.

El accidente se produjo a las diez y media de la noche en el kilómetro 89 de la carretera CL-612, en una zona de encinas donde la vía dibuja varias curvas y algunos cambios de rasante, cuando el coche que conducía "Toño" y otro vehículo que viajaba en sentido opuesto colisionaron frontalmente.

La gravedad del siniestro obligó a desplegar un amplio dispositivo de vehículos de emergencias, entre los que se encontraban una UVI móvil, una ambulancia de soporte vital básico, un equipo médico del centro de salud de Villarrín, un camión de los bomberos de Toro y a la Guardia Civil de Tráfico. El paso de las sirenas por pueblos como Castronuevo alertó a los vecinos, preocupados por las consecuencias de un accidente que tenía lugar en un una carretera frecuentada, principalmente, por los vecinos de la comarca terracampina, "gente conocida".

Cuando llegaron al lugar, los servicios médicos solo pudieron confirmar la muerte de Antonio Olivar como consecuencia del accidente, mientras que otra de las personas implicadas, una mujer de 26 años, se encontraba herida de gravedad y tuvo que ser trasladada en UVI móvil al Complejo Asistencial de Zamora.

El fallecimiento prematuro de Olivar, a sus 53 años, dolía ayer no solo su familia y amigos más cercanos, sino también a todo el sector de la hostelería zamorana, así como al de la prensa. La pastelería Olifrey era un lugar habitual de parada de parada para muchas personas, de la capital y de la provincia, que hacían sus compras en el centro de Zamora. La actividad empresarial de Antonio Olivar le llevó a presidir durante una temporada la asociación de comerciantes El Riego-Feria.

Además, Olivar también era fotógrafo y había ejercido su profesión en distintos medios de comunicación como La Prensa de Zamora o La Voz de Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags