19 de mayo de 2019
19.05.2019

Medio Ambiente desaconseja adquirir castaños en Galicia y Portugal

La Consejería trata de evitar la propagación de la avispilla, tras confirmar la infección de nueve árboles en Sejas y un nuevo foco en la cercana aldea lusa de Sao Martinho

19.05.2019 | 13:53
Inspección de varias de las plantas infectadas.

La Consejería de Fomento y de Medio Ambiente de Castilla y León pide encarecidamente a todos los castañicultores alistanos no adquirir plantas en viveros de Portugal y de Galicia para nuevas repoblaciones ante el riesgo de que sean transmisoras de la temida "avispilla del castaño" (Dryo-cosmus kuriphilus).

La avispilla del castaño es ya un serio peligro para los castaña-res de la provincia de Zamora y la región lusa de Tras Os Montes. El viernes se localizaba un nuevo foco en la aldea portuguesa de Sao Martinho de Angueira (concelho de Miranda do Douro), limítrofe con el término municipal de Alcañices. El pasado 14 de mayo Manuel Rivas Lorenzo localizaba en una de sus plantaciones en Sejas de Aliste un castaño infectado conagallas de avispilla, lo cual comunicó inmediatamente a los agentes forestales que se personaron en el lugar y confirmaron las sospechas del experto castañicultor.

Ayer sábado ya había confirmados otros ocho castaños infectados en Sejas: en total ya son 9 delos 24 plantados en el invierno. Todas las precauciones son pocas: valga como ejemplo que las plantas ahora infectadas con avispilla proceden de la Comunidad de Galicia y contaban con todos los certificados y garantías sanitarias exigidas por la normativa vigente, y sin embargo eran portadoras de la avispilla.

Por su parte las plantas de castaño en Portugal son mucho más baratas que en España, por lo cual durante décadas ha sido una práctica habitual que los castañicultores alistanos acudan a comprarlas a Tras Os Montes. Las romerías transfronterizas son lugares habituales donde los viveros portugueses acuden a intentar vender las plantas de frutales que no pudieron sacar durante el invierno, la próxima cita será el día 26 con "La Riberiña" en Quintanilha.

Autoridades españolas aconsejan seriamente no introducir plantas, muy en especial de castaños, de Portugal a España, aunque los bajos precios inviten a ello. Agentes de Medio Ambiente de la Comarca Forestal de Aliste se han encargado de retirar las agallas afectadas e inmediatamente quemarlas in situ para evitar su propagación. Durante los últimos días siete agentes se están dedicando en cuerpo y alma a recorrer las plantaciones y ya han sido comprobados los castañares de Sejas, Alcañices, Alcorcillo, Vivinera,Trabazos, San Mamed, San Juandel Rebollar, San Vitero, Samir delos Caños, Fonfría y la frontera hispanolusa de "Tres Marras".

Primero fueron el chancro y latinta, que siguen diezmando los castañares alistanos. Ahora se suma la avispilla. La incertidumbre y desesperanza se adueñan de los castañicultores que año tras año hacen repoblaciones: "El castaño es una planta emblemática de Aliste que durante siglos nos hadado frutos y genera buenos ingresos cada otoño con las castañas, pero te desesperas, plantas castaños y cada vez que vas a verlos en vez de pedir que prosperen te conformas que no se haya secado alguno. Es una tragedia forestal. Es triste plantar un castaño sabiendo que su futuro es al 50% vivir o morir".

El alistano Manuel Rivas experimenta en los viveros gallegos para acabar con el insecto

Manuel Rivas Lorenzo, un afamado y conocido castañicultor de Sejas de Aliste, es además un gran entendido en la poda e injertos de castaños y ahora también lo es de sus enfermedades y plagas. Ni los expertos están libres, en una de su plantaciones es donde aparecía la avispilla el pasado martes. En los últimos años se tira él largas temporadas en Galicia injertando miles de plantas en los viveros de La Coruña y Pontevedra y ha comprobado por si mismo cómo los sotos gallegos están atacados por esta nueva plaga del castaño.

Él mismo ha visto en la "Ribeira Sacra" miles y miles de castaños atacados de avispilla y así se lo han hecho saber los cultivadores gallegosque el otoño pasado no tuvieron producción alguna. "Este año los viveros gallegos de castaños han injertado púas, de dos y tres yemas, que previamente habían hervido en agua a 48 grados centígrados y durante un tiempo de diez minutos, pues es en esas yemas donde la avispilla ha puesto sus minúsculos huevos". Él mismo ha hecho la prueba con estas púas hervidas en algunos vivieros y en ocho días volverá a comprobar si la yema ha podido brotar sanamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags