15 de mayo de 2019
15.05.2019
Aliste

Los ganaderos de "zamorano-leonesa" reciben 43.000 euros para salvar la raza

La Diputación de Zamora establece ayudas de hasta 325 euros para los garañones y de 300 para burras y burresas si su genealogía es "apta" para mejorar la especie

14.05.2019 | 20:17
Muestra de un ejemplar de zamorano-leonés en una de las actividades tradicionales de Aliste.

La Diputación Provincial de Zamora destinará este año 43.000 euros a los propietarios de explotaciones ganaderas zamoranas, destinadas al fomento de sistemas extensivo de producción de la raza de pura sangre de asnal "zamorano-leonesa" declarada en peligro de extinción por la Unión Europea. Se subvencionan los ejemplares inscritos en el Libro Genealógico que gestiona la asociación de criadores "Aszal", presidida por el ganadero Víctor Casas del Corral.

Como requisito imprescindible para acogerse a las ayudas los beneficiarios deberán criar en pureza los ejemplares de raza zamorano-leonesa presentes en sus explotaciones, y las hembras habrán de cubrirse a partir de los tres años. No obstante, se permitirá la cubrición de las hembras menores de 36 meses si alcanzaran esa edad a lo largo de la temporada reproductiva. A parte, cada ganadero deberá aplicar en su explotación un programa de conservación y mejora de la raza oficialmente aprobado.

Las ayudas podrán alcanzar hasta los 325 euros en el caso de los "garañones", los cuales habrán de haber sido considerados por la asociación de criadores Aszal como sementales aptos para uso público durante la temporada reproductiva de 2018 y tener una genealogía apta como mejorante de la raza de pura sangre.

La burras madres deberán haber parido a lo largo del año 2018 y su cría estar identificada en el Libro Genealógico de la zamorano-leonesa. Por último las burresas del "Proyecto Recría" a subvencionar deberán haber nacido a lo largo de los años 2015, 2016 y 2017 y tener una morfología o genealogía adecuada para pertenecer a dicho proyecto. En este caso las burras han de permanecer en la explotación del beneficiario hasta que cumplan al menos los tres años de edad. En caso de su muerte tendrían derecho a la subvención siempre que se acredite mediante certificado veterinario emitido por Aszal.

Las cuantías a subvencionar por cada ejemplar son importes máximos y en el caso de que el número de animales objeto de ayuda fuera tal que no permita alcanzar dicho importe, se establecería una reducción proporcional directa e igual entre todos los solicitantes para ajustarse a los límites establecidos en la partida presupuestaria aprobada por la Diputación. Las ayudas son compatibles con otras de la Unión Europea, Junta de Castilla y León o Estado (Ministerio de Agricultura). Los ganaderos podrán presentar la solitud de ayudas hasta el día 28 de mayo.

Aszal reconoce que si nos atenemos a jóvenes ganaderos y número de reproductores en edad fértil el momento es el mejor. Pero a la vez se vive un momento donde el riesgo de perdida de animales es muy elevado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags